February 10, 2018 03:07 PM

A pesar de llevar una vida sana y de ejercicio, Jeremy Westerman, un entrenador de Texas ha fallecido de una gripe. Ocurría el mes pasado dejando al mundo en shock. La vida de este joven de 27 años se basaba en el ejercicio sin jamás haber tenido sufrido de cualquier otra enfermedad.

Pero hace unas semanas comenzó a sentirse mal y tener los síntomas típicos de una gripe. Se despertó con fiebre y congestión, sin embargo, como es muy habitual en muchas personas, no quiso ir al doctor. “Pensó que podría superarlo con medicina en casa y así curarlo”, explica su madre Dianna Westerman a la revista PEOPLE. “Su compañero de piso pensó que estaba durmiendo pero en realidad había fallecido”.

Según el canal Fox 4, la autopsia reveló que se trataba de una gripe del tipo A. “Como padre esto es un shock fortísimo”, dijo su progenitor Marty Westerman a la televisión CBS Dallas-Fortworth. “No lo esperábamos en absoluto”, prosigue devastado. “Él era un chico especial y querido por muchas personas”, añadió su madre.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

El Centro de Control de Enfermedades estima que alrededor de 14 mil americanos fueron hospitalizados por el virus de la gripe el pasado mes de octubre, una epidemia que ya estalló en 2009 y que no tiene pinta de que mejore en los próximos tiempos. Por eso el centro recomienda que cada año los ciudadanos se pongan la vacula de la gripe con el fin de reducir los riesgos de sufrirla.

En el caso de no escapar de ella se aconseja que se esté hidratado y, sobre todo, se descanse sin realizar ningún tipo de esfuerzo físico. Algo que pude que no hiciera el fallecido. El joven Westerman estaba graduado de la Universidad de Texas en Negocios antes de convertirse en el manager de un centro de fitness.

 

Pero ni siquiera sus buenos y saludables hábitos de vida pudieron evitar su fallecimiento. Nuestras condolencias a su familia y seres más queridos.

You May Like

EDIT POST