El actor español Jordi Rebellón, muy conocido por su personaje del doctor Vilches en la serie de televisión Hospital Central, falleció este miércoles a los 64 años.

Anuncio
Jordi Rebellón
Jordi Rebellón
| Credit: Oscar Gonzalez/NurPhoto via Getty Images

El actor español Jordi Rebellón, muy conocido por su personaje del doctor Vilches en la serie de televisión Hospital Central, así como por su aparición en otras producciones como Cuéntame cómo pasó, Médico de familia o Amar es para siempre, falleció este miércoles en su Bareclona natal a los 64 años.

Su representante confirmó al diario El País que la causa de la muerte había sido un ictus que sufrió el pasado sábado.

La Unión de Actores y Actrices de España también comunicó la noticia. "Hoy nos despedimos con mucha tristeza de nuestro querido compañero Jordi Rebellón. Nuestro más sincero pésame a sus familiares, amigos y compañeros de profesión. Descansa en paz".

Su agencia, Garay Talent, también transmitió su dolor por la noticia. "Tenemos que comunicar la triste noticia del fallecimiento de nuestro representado y amigo Jordi Rebellón. Siempre estarás en nuestros corazones. Queremos mandar un abrazo enorme a toda su familia y amigos. Descansa en paz".

Rebellón debutó en la televisión en la serie española Médico de familia, pero no fue hasta que se desempeñó como el doctor Vilches en la serie Hospital Central de Televisión Española (TVE) que alcanzó gran popularidad. Por su actuación en dicha serie obtuvo el Premio Zapping al mejor actor (2003) y el Premio ATEA a Mejor Actor Protagonista.

Jordi Rebellón
Jordi Rebellón
| Credit: Oscar Gonzalez/NurPhoto via Getty Images

También participó en otras series como Mercado central, Servir y proteger, Cuéntame cómo pasó o Amar es para siempre.

Según recordaba El País, hasta los 37 años tuvo que compatibilizar su trabajo de actor con otras actividades laborales, como la de mensajero en Vespa por las calles de Barcelona o la de contable. "Había que pagar el alquiler", explicó.

Su participación en Médico de familia, un sitcom que arrasó en los años noventa, fue lo que terminó de abrirle las puertas de la industria.

Además de la televisión, Rebellón trabajó en obras de teatro como El Funeral, El pintor de batallas o Don Juan Tenorio y en películas como El desentierro o El largo invierno.