Jennifer Hernández, de 20 años, quien esperaba su primer bebé, fue asesinada el día antes de su baby shower en Texas. Los detalles de la tragedia.
Anuncio

Una joven hispana con ocho meses de embarazo fue asesinada el día antes de celebrar su baby shower. Jennifer Hernández, de 20 años, murió en un tiroteo en una carretera en Texas, reporta PEOPLE.

Las autoridades en Texas están buscando al responsable —o los responsables— del crimen. La joven fue asesinada en un tiroteo en una gasolinera. La joven estaba esperando un varón y planeaba celebrar su baby shower el día después, pero murió inesperadamente.

Hernández iba en un auto con su novio en una carretera en Houston, cuando personas desconocidas abrieron fuego, confirmaron sus seres queridos a KTRK-TV. El canal reporta que Hernández etapa por abrir su propio negocio de pintar uñas.

Según las autoridades, la joven estaba en la recta final de su embarazo. Su novio, quien iba manejando, recibió dos impactos de bala pero sobrevivió.

La pareja recién había salido de una gasolinera Shell cuando un auto sedan blanco con cristales tintados se acercó a ellos y les dispararon múltiples veces. Su novio dijo a las autoridades que las personas en el vehículo blanco les dispararon sin hablarles y no sabe la razón del ataque.

Jennifer Hernandez
Credit: GoFundMe

Una página de GoFundMe ha sido creada para recaudar fondos para cubrir los gastos fúnebres de Jennifer Hernández. Que en paz descanse.