Guadalupe Olivas Valencia, de 44 años, decidió quitarse la vida en la frontera tras ser deportado a México.

Por Andrés Rubiano
Febrero 22, 2017
Anuncio

Guadalupe Olivas Valencia, de 44 años, decidió quitarse la vida luego de que fuera deportado por las autoridades de Estados Unidos. El mexicano saltó desde un puente vehicular en la frontera que comunica las ciudades de Tijuana y San Diego.

Según lo reportó el sitio en línea de la BBC, el hombre habría decidido suicidarse a tan solo metros de la frontera entre las dos naciones, minutos después de que las autoridades estadounidenses lo deportaran y lo dejarán a la deriva.

Testigos aseguran que Olivas Valencia se encontraba bastante alterado y gritaba que no quería regresar a México, su país de origen y a donde había sido devuelto ya en dos ocasiones.

El diario El Tiempo de Colombia agrega que algunas personas que también presenciaron lo sucedido “observaron a la víctima angustiada tras ser deportado a una ciudad en donde no conocía a nadie”.

Tras atender el llamado de emergencia, las autoridades mexicanas encontraron al inmigrante inconsciente junto a una bolsa plástica en la que le fueron entregadas sus pocas pertenencias. Aunque logró ser trasladado a un hospital, murió a consecuencia de una contusión y un ataque cardiaco.

Las redadas y detenciones de inmigrantes sin documentos se han intensificado desde la llegada a la Casa Blanca de Donald Trump, quien aseguró durante su campaña presidencial que se encargaría de deportar a millones de personas que no tienen permiso para estar en Estados Unidos.

El gobierno mexicano ha expresado su rechazo total a las políticas migratorias del magnate y ha asegurado que no escatimará en esfuerzos para ayudar a sus compatriotas mexicanos.