Inmigración detuvo al indocumentado guatemalteco cuando acudió a una cita para discutir el estatus de su hijo

Por Carolina Trejos
Agosto 08, 2017
Anuncio

Mynor Espinoza, un inmigrante guatemalteco, acudió el pasado 5 de junio a una oficina de inmigración con el fin de aclarar un problema con unos documentos para su hijo Anthony.

Una vez en las dependencias oficiales, se topó con la sorpresa de que la cita era una treta para detenerlo., según su abogada, Yazmin Rodríguez.

Espinoza, quien es padre de cuatro hijos y residente de West Haven, Connecticut, cruzó la frontera ilegalmente hace ocho años con su esposa Dulce y tenía una orden de deportación, informó el diario New York Daily News.

De acuerdo a la abogada, la reunión a la que fue citado su cliente tenía como objetivo llegar a un acuerdo con inmigración sobre el estatus legal de su hijo de 9 años, quien llegó a Estados Unidos de Guatemala el año pasado. Por eso acusa a las autoridades de usar al menor como anzuelo para detener al padre.

Esta no sería la primera vez que un niño inmigrante indocumentado ha sido usado como carnada para encarcelar a sus padres, según dijo el director de la organización Connecticut Working Families, Carlos Moreno, cuya entidad proporciona asistencia a la comunidad en materia de empleos, salud y escuelas, entre otras cosas.

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) defendió su actuación señalando que Espinoza fue capturado en la frontera en 2009.

“Al igual que cualquier agencia de seguridad, ICE rutinariamente revisa los nombres de las personas en lista para verificar las órdenes pendientes u otra actividad criminal, ya sea en la calle o en nuestras oficinas”, dijo la agencia en un comunicado.

“Los individuos que tienen órdenes pendientes de expulsión o deportación están sujetos a arresto en el momento del encuentro”, agregó.

Para Moreno, el caso de los Espinoza es un ejemplo de las dificultades que afrontan los indocumentados con esta nueva Casa Blanca. “Es otro ejemplo de la agenda devastadora (del presidente Donald) Trump contra los inmigrantes indocumentados”, agregó Moreno.

La detención de Espinoza supone un grave problema para su familia, de la que era el principal proveedor. Además, carece de antecedentes penales, según sus defensores.

Antes de su arresto, trabajó como albañil. Su esposa ha tomado desde entonces una serie de trabajos para ayudar a sacar a la familia a flote.

Sus familiares y amigos han creado una página de YouCaring para ayudar a recaudar fondos para la familia Espinoza mientras se preparan para una posible orden de deportación.