India Oxenberg, la hija de la actriz Catherine Oxenberg —estrella de la telenovela estadounidense Dynasty—cuenta su experiencia dentro de la secta Nxivm del 'gurú' Keith Raniere, arrestado por tráfico sexual.

Por Lena Hansen
Octubre 13, 2020
Anuncio

Tras lograr escapar de la secta sexual Nxivm, India Oxenberg cuenta su historia. La joven de 29 años es la hija de la actriz Catherine Oxenberg, estrella de la telenovela estadounidense Dynasty y revela cómo fue seducida para ser parte de este culto. Una noche de enero del 2016, a India le ordenaron que se quitara la ropa, al igual que otras mujeres, y que entrara a un salón donde había una mesa. "Tenía a dos mujeres aguantándome las manos y los pies para que no convulsionara", cuenta a PEOPLE. Entonces fue que le marcaron las iniciales de Keith Raniere con un cauterizador en la piel. Según India, recuerda el olor a carne humana, y comenzó a llorar al darse cuenta que "no existía la opción de decir que no".

La aberrante ceremonia le daba la bienvenida a la secta, donde habían esclavas y amos. Su "ama" fue la actriz Allison Mack de la serie Smallville, quien la convenció de ser parte de Nxivm. India cuenta sus vivencias en la nueva edición de la revista PEOPLE y en la docuserie Seduced: Inside the Nxivm Cult, que estrena el 18 de octubre a las 9 p.m. por Starz.

India Oxenberg
PHYLICIA J. L. MUNN

En aquel momento, a India y las otras mujeres le dijeron que la marca era un "símbolo de los cuatro elementos", algo espiritual. En aquel entonces, ya llevaba cinco años siendo adoctrinada por Nxivm, que se presentaba como una organización de auto-ayuda. La joven asegura que dejó de pensar por sí misma. "Una de mis primeras ordenes fue seducir a Keith", cuenta ella, supuestamente para enseñarla a sentirse menos vulnerable. Después de dos años de recibir terapia, India ahora lo ve todo más claro. En el 2017, su madre hizo pública su batalla por salvar a su hija de esta secta. "Yo tenía que salvar a mi hija", confiesa la actriz.

India y Catherine Oxenberg
PHYLICIA J. L. MUNN

"Mi vida fue secuestrada por este grupo", añade India. Raniere y Mack fueron arrestados en el 2018. Raniere, de 60 años, fue encontrado culpable de tráfico sexual y posesión de pornografía infantil, entre otros cargos. El supuesto gurú podría pasar el resto de sus días en prisión. Su juicio comenzará a finales de octubre. Mack, de 38 años, la supuesta cómplice de Raniere, le dijo al juez que "estaba perdida" cuando perteneció a la secta. "Ella tenía mucho poder y control sobre mí", dice India sobre Mack. "Yo le tenía miedo, pero ya no me puede hacer daño". India asegura que le costó trabajo contar su dolorosa historia, pero sentía la "obligación moral" de hablarlo para que otras mujeres no sufrieran este tipo de abuso en un futuro.