placeholder
February 17, 2017 04:04 PM

 

 

La justicia boliviana ha declarado oficialmente en rebeldía dos de los imputados en la tragedia del Chapecoense luego de que no se presentaran el jueves en una vista judicial sobre el caso.

Las autoridades responsabilizaron a los directivos de la aerolínea LaMia y al piloto del avión, Miguel Quiroa, del accidente que costó la vida a 71 personas, en su mayoría jugadores y técnicos del equipo de fútbol brasileño Chapecoense.

Los imputados que están en búsqueda y captura por no comparecer en la corte son el dueño de la empresa, Marco Antonio Rocha, y la funcionaria de la Administración de Aeropuertos Celia Castedo, quien habría autorizado el despegue del aparato de LaMia pese a carecer de la cantidad de combustible exigida por la ley para volar de la ciudad boliviana de Santa Cruz a la colombiana de Medellín.

RAUL ARBOLEDA/AFP/Getty Images

Tanto Castedo como Rocha tenían que asistir a la audiencia sobre medidas cautelares en relación a los cargos de homicidio culposo e incumplimiento de funciones, entre otros. Al no estar presentes, la corte los ha declarado en “rebeldía”, informó la agencia AP.

“Esto quiere decir, que ahora se busca la aprensión de las dos personas. Para ello hay que iniciar el trámite de una extradición”, dijo el fiscal que atiende el caso, Iván Ortiz, según la agencia

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

El gerente de la aerolínea, Gustavo Vargas Gamboa, y dos empleados de la empresa fueron arrestados bajo los cargos de incumplimiento de deberes y uso indebido de influencias el pasado diciembre.

Twitter/LamiaCharter

Sin embargo Castedo se fugó a Brasil después de denunciar supuestas presiones de sus superiores para que alterara su informe sobre el vuelo, en el cual –según ella– registró irregularidades como la cantidad de combustible en el avión.

De Rocha, que era copropietario de la aerolínea con el fallecido Quiroga, se desconoce el paradero.

Los investigadores del accidente llegaron a la conclusión de que el aparato se estrelló contra un cerro a pocas millas del aeropuerto de Medellón porque se quedó sin combustible. El mismo piloto advirtió a la torre de control poco antes del desastre de que se había quedado “sin combustible” en los minutos finales del vuelo.

Tal Vez Te Guste

EDIT POST