August 08, 2018 11:37 PM

Un trágico accidente cambió para siempre la vida de una pareja de novios adolescentes. Esto ocurrió cuando Black Ward, de 16 años de edad, fue arrastrado por la corriente del mar durante un paseo familiar en Gales, donde el incidente le ocasionó la pérdida del conocimiento. Según reportaron medios locales, los médicos que lo atendieron determinaron que el chico habría sufrido daños cerebrales irreparables.

La recomendación tras los estudios y ante la falta de recuperación de Ward, fue que lo desconectaran del soporte vital para evitar tenerlo en estado vegetal. Ante ello, los padres del joven decidieron acceder a quitarle las máquinas que lo mantenían en vida. Una de las más afectadas fue su novia Stephanie Ray, quien con 15 años de edad no estaba preparada para semejante noticia.

“Hoy ha sido el día más difícil para mí y será un día que nunca podré olvidar”, escribió Ray en su cuenta de Instagram. “Como algunos saben, Blake sufrió un terrible accidente el martes. Nos dijeron que Blake nunca se recuperaría y que su cerebro estaba dañado, y tuvimos que tomar la difícil decisión de apagar su máquina y dejarlo ir”.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

La novia acompañó el mensaje con una tierna fotografía en la que se le veía abrazada al cuerpo inerte de su pareja; además, dejó claro que Blake había muerto sin dolor, rodeado de su familia y seres queridos.

Para su sorpresa la imagen se viralizó y los familiares de los chicos realizaron una campaña en GoFoundMe para recaudar cinco mil dólares que servirán para llevar a cabo la ceremonia de despedida del joven. En dos días se recolectaron 9 mil 971 dólares.

Tal Vez Te Guste

EDIT POST