Valdir Segato, el fisiculturista al que todos decían el "Hulk brasileño", falleció a los 55 años de edad tras exponerse al uso de synthol.
Anuncio
Valdir Segato
Valdir Segato
| Credit: Valdir Segato/IG

Valdir Segato, el fisiculturista al que todos decían el "Hulk brasileño", falleció a los 55 años de edad tras exponerse al uso de synthol, una sustancia que le ayudaba a aumentar cada vez más sus músculos pero que afectó directamente su salud.

Un familiar de Segato dijo a Globo News que el día de su muerte se quejaba de dificultad para respirar.

"Eran como las 6 de la mañana, más o menos. Llegó arrastrándose por la casa trasera y llegó al frente. Luego tocó la ventana de mi madre, tocó, tocó, luego ella se despertó y dijo: 'Ayúdame, ayúdame porque me estoy muriendo'", contó.

El fisiculturista fue llevado de emergencia a un hospital cercano a su casa, pero poco tiempo después falleció en ese lugar, aparentemente de un infarto.

Durante años Segato estuvo usando inyecciones de Synthol, una sustancia a base de aceite, alcohol bencílico y lidocaína que puede causar "daño de los nervios, embólico del aceite del pulmón, oclusión de la arteria pulmonar, infarto de miocardio, accidente cerebrovascular cerebral y complicaciones infecciosas", según Europe PubMed Central.

A pesar de que los médicos le habían advertido que esas inyecciones podrían afectarle, prefería la sustancia porque en el gimnasio no lograba los mismos resultados, según dijo en una ocasión a la BBC. "Estaba muy flaco, quería ser como ellos", indicó en ese entonces.

Segato decía que aspiraba a ser cada vez más como Arnold Schwarzenegger o personajes ficticios como Hulk.

"Me llaman Hulk, Schwarzenegger y He-Man todo el tiempo y eso me gusta. He duplicado mis bíceps pero todavía quiero ser más grande", dijo en 2016, según el Daily Mail.

El New York Post informó que sus bíceps llegaron hasta 23 pulgadas después de que comenzó a inyectarse, como bien puede verse en TikTok, donde solía compartir sus logros físicos con sus seguidores.