Ahmaud Arbery, un afroamericano de 25 años, fue asesinado a tiros en febrero del 2020 cuando salió a correr por un vecindario en Georgia y fue perseguido por tres hombres de la raza blanca que dijeron que pensaron que era un ladrón. Los culpables de su muerte pasaran el resto de sus días en prisión.
Anuncio
Ahmaud Arbery
Ahmaud Arbery

Tres hombres que fueron encontrados culpables del asesinato de Ahmaud Arbery fueron sentenciados a cadena perpetua. Greg McMichael, de 67 años; su hijo Travis McMichael, de 35 años; y su vecino William "Roddie" Bryan, de 52, fueron sentenciados la mañana del viernes 7 de enero en una corte en Brunswick, Georgia.

Arbery, un joven afroamericano de 25 años, salió a correr por un vecindario en Georgia y fue perseguido por estos tres hombres de la raza blanca que dijeron que pensaron que Arbery era un ladrón.

Greg y Travis McMichael fueron sentenciados a cadena perpetua sin la posibilidad de libertad condicional. Bryan fue sentenciado a cadena perpetua con la posibilidad de obtener libertad condicional después de 30 años, reporta The New York Times.

Greg McMichael, de 67 años; su hijo Travis McMichael, de 35 años; y su vecino William "Roddie" Bryan,
Travis McMichael, William "Roddie" Bryan y Greg McMichael
| Credit: Sean Rayford/Getty Images; Octavio Jones-Pool/Getty Images; Stephen B. Morton-Pool/Getty Images

Arbery fue asesinado el 23 de febrero del 2020. Según los fiscales, estos tres hombres lo siguieron en sus camionetas y lo confrontaron con armas de fuego tras verlo corriendo por el vecindario. El joven había salido a ejercitarse, pero según sus agresores lo confundieron con un hombre que supuestamente había robado en ese vecindario. Los hombres acorralaron a Arbery con sus camionetas y surgió un enfrentamiento. Travis McMichael le disparó a Arbery tres veces, quitándole la vida.

Los padres de Arbery hablaron en la corte al darse a conocer las sentencias. "El hombre que mató a mi hijo se ha sentado en esta corte todos los días y se ha sentado al lado de su padre. Yo nunca podré sentarme al lado de mi hijo otra vez. Sus asesinos deben pasar el resto de sus días pensando en lo que hicieron...y deben hacerlo tras las rejas", dijo su padre Marcus Arbery.

Su madre, Wanda Cooper-Jones, añadió que los asesinos de su hijo deben pagar las consecuencias de sus crímenes. "Ahmaud nunca les dijo ni una palabra, nunca los amenazó. Él solo quería que lo dejaran solo", dijo. La madre le había prometido a Ahmaud que se haría justicia después de su muerte.