August 14, 2018 03:51 PM

La policía de Maine se llevó una gran sorpresa el pasado jueves. Un hombre se suicidó al volante de su auto, disparándose delante de los oficiales, y cuando revisaron su maletero encontraron el cadaver de una mujer que había sido gravemente golpeada. Gyrth Rutan, de 34 años, supuestamente mató a golpes a Maddilyn Burgess, de 28.

Según una declaración del fiscal Joseph D. Early del condado de Worcester, Rutan se mató tras ser parado por la policía en Gardiner, Maine, el jueves sobre las 5 p.m. El hombre salió del carro y se disparó en la cabeza. En el maletero encontraron el cadaver de Burgess.

Facebook/Gyrth Rutan

Un examinador médico determinó que Burgess había muerto de lesiones por fuertes golpes. La policía sospecha que el caso se trata de un asesinato-suicidio. La policía revisó la casa de Rutan y aún no sabe cuál pudo ser su motivo para matar a la joven. No se sabe aún cuál era la relación entre ambos.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Facebook/Maddy Burgess

Un amigo de Rutan declaró al diario Bangor Daily News que Rutan parecía estar estresado la semana antes de su muerte. “No se veía muy bien”, dijo el amigo, que no quiso revelar su identidad. “Estaba hablando de problemas que tenía con sus finanzas, con el trabajo y con su novia más reciente. El vino un par de días y dijo que quería irse a acampar pero no se quedó”.

El amigo dijo que Rutan tiene una hija de 11 años. “Su vida entera era su hija”, aseguró. “Era un muy buen papá. El la llevaba a aventuras y a tratar cosas nuevas. Es triste que ella ya no lo volverá a ver”.

You May Like

EDIT POST