placeholder
March 03, 2017 11:09 AM

 

La policía de Boca Ratón, FL, ha recuperado un auto Maserati valorado en $150,000 que un torpe pillo robó tras solicitar una prueba de manejo que comenzó en Fort Lauderdale y terminó en un exclusivo resort en el condado de Palm Beach.

Todo comenzó cuando Michael McGilvary II —quien ahora enfrenta cargos por robo mayor—llegó a una agencia de autos de Fort Lauderdale la semana pasada y mostró interés en un Maserati modelo Gran Turismo del 2016. El vendedor arregló una prueba de manejo, no sin antes quedarse con su licencia de conducción.

Según reportó la filial de la cadena ABC en Miami, durante la prueba de conducción, McGilvary le pidió al vendedor que fueran en el lujoso auto hasta el Boca Raton Resort Club (a unas 20 millas al norte de Fort Lauderdale, en el vecino condado de Palm Beach), para mostrarle el vehículo a su novia.  Al llegar, McGilvary le pidió al valet que mantuviera el auto encendido y entró con el vendedor al club.

Palm Beach Count Sheriff's Office

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ya adentro, McGilvary le dijo al vendedor que le quería mostrar el yate de su padre por lo que se encaminaron a la marina detras del resort juntos. Una vez allí, le dijo que iba a buscar a su novia, pero nunca regresó.  Cuando el incauto representante de la agencia de autos fue al área de estacionamiento media hora después, el valet le informó que su acompañante ya se había marchado solo.

Como McGilvary había dado su licencia de conducir al vendedor, no le tomó mucho tiempo a la policía encontrarlo. Sin embargo, durante su arresto negó haber robado el coche o que él era la persona que aparece en las cámaras de seguridad de la agencia Maserati.

El martes las autoridades recuperaron el vehículo que estaba estacionado en un complejo de apartamentos de Boca Ratón.

 

 

Tal Vez Te Guste

EDIT POST