August 01, 2017 05:54 PM

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Lo que debía ser un viaje de placer para celebrar un aniversario muy especial acabó en tragedia el pasado 25 de julio para Kristy Manzanares, de 39 años.

La madre de tres hijas fue asesinada a bordo de un crucero y el presunto responsable de su muertes es su esposo Kenneth Manzanares, también de 39 años.

La pareja viajaba en un crucero de la compañía Princess Cruises hacia Alaska para celebrar su aniversario de bodas con sus hijas y otros familiares.

Según contó a People un familiar que no viaja en el barco, el conflicto en la pareja estalló durante la cena cuando Kenneth se comportó agresivo. Tanto que supuestamente Kristy le pidió el divorcio. “Había estado actuando terrible toda la noche”, dijo el familiar a la revista. “Si estaban teniendo [problemas matrimoniales] nunca se lo dieron a conocer a nadie”.

La fuente narró que el padre de Kristy y su hermano irrumpieron en el cuarto de la pareja cuando la escucharon gritar. Fue ahí cuando vieron a Kristy y Kenneth cubiertos de sangre. “Estamos devastados por la pérdida de Kristy. Ella era la luz de nuestras vidas “, dijo la familia de la víctima en un comunicado obtenido por People.

Los pasajeros a bordo del barco dijeron a ABC News que escucharon a una pareja discutir antes de que Kristy gritara pidiendo auxilio.

Facebook/Kristy Manzanares

Aparentemente, Kenneth aseguró que su esposa no paraba de burlarse de él y por eso la atacó. “Tengo dudas de que [ella] se estuviera riendo de él”, dijo la fuente de la familia a People. “Porque todo el mundo dijo que escucharon peleas y gritos, no risas”.

Facebook/Kristy Manzanares

Agentes del FBI revelaron en una conferencia de prensa que varias personas presenciaron lo sucedido, aunque no especificaron nada más. Los pasajeros también explicaron que las hijas de la pareja estaban afuera de la habitación de sus padres, visiblemente alteradas.

El magistrado estadounidense Kevin F. McCoy ordenó que el presunto asesino permanezca detenido hasta que se le celebre un juicio. Según varios medios, las únicas palabras de Kenneth en el momento de su arresto fueron: “Mi vida ha terminado”.

Tal Vez Te Guste

EDIT POST