El Departamento de Justicia de Estados Unidos anunció este jueves que Joaquín Guzmán López y Ovidio Guzmán López han sido imputados de cargos de narcotráfico.

By Mayra Mangal
February 22, 2019 10:57 AM

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

El drama que rodea a la familia de Joaquín “El Chapo” Guzmán no cesa. A poco más de una semana de que el capo nacido en Sinaloa fuera hallado culpable en un espectacular juicio llevado a cabo en Brooklyn, el Departamento de Justicia de Estados Unidos acaba de anunciar que dos de sus hijos han sido imputados formalmente de cargos de narcotráfico.

En una acusación presentada ante la fiscalía la semana pasada se responsabiliza a Joaquín Guzmán  López, de 34 años, y a Ovidio Guzmán López, de 28, de conspirar entre abril de 2008 y abril de 2018 para distribuir cocaína, metanfetamina y marihuana desde México y otros países para introducirla ilegalmente en Estados Unidos.

Así lo anunciaron este jueves Brian A. Benczkowski, fiscal general de la División Penal del Departamento de Justicia y Scott Brown, agente especial a cargo de la oficina del Campo de Arizona sobre Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI, por sus siglas en inglés).

OMAR TORRES/AFP/Getty Images

De acuerdo con múltiples fuentes ambos jóvenes viven en México y ahora corresponderá al juez Rudolph Contreras y a la Corte del Distrito de Columbia seguir el caso de la mano de la HSI, que realiza las indagaciones pertinentes.

El Chapo Guzmán, de 61 años, es considerado uno de los mayores narcotraficantes de la historia en ser procesado por la justicia de Estados Unidos. Tras dos espectaculares capturas y años de ser perseguido por la justicia finalmente encontró castigo en la Corte Federal de Brooklyn cuando un jurado lo halló culpable de 12 delitos de narcotráfico.

El capo enfrenta ahora una posible condena de cadena perpetua, la cual será dictada formalmente el próximo 25 de junio.

 

Advertisement


EDIT POST