El responsable del tiroteo en Virginia había adoptado una hija años atrás que se había suicidado prendiéndose fuego.

Por Celeste Rodas de Juárez
Junio 16, 2017
Anuncio

James Hodgkinson, el responsable del tiroteo que esta semana dejó mal herido al congresista republicano Steve Calise y a otras tres personas que jugaban béisbol en un parque de Alexandria, Virginia, había adoptado una adolescente hacía unos diez años —jovencita que se suicidó de una forma horrorosa.

Según reportó el diario The Daily Mail, a mediados de 1996 Hodgkinson y su esposa adoptaron a una jovencita llamada Wanda Ashley Stock, a quien inscribieron en una escuela secundaria cerca de su hogar.

A solo dos meses de haber comenzado las clases, la muchacha que ya había cumplido los 17 años se quitó la vida empapándose con gasolina, encerrándose en su automóvil al lado de una calle y prendiéndose fuego.

Sin embargo, todo parece indicar que los padres adoptivos no tuvieron que ver con sus deseos de terminar su vida ya que antes de llegar a ese hogar, ella ya había intentado suicidarse. La desafortunada joven, a quien su padre adoptivo había descrito como una “chica muy práctica”, nació en 1979 y desde 1984 había pasado su vida en hogares temporales hasta que finalmente llegó a la casa de los Hodgkinson.

Ayer la ahora viuda del pistolero, Suzanne Hodgkinson, dio una improvisada conferencia de prensa en la cual le pidió a los reporteros que la dejaran en paz. En la misma, ella declaró que no tenía idea de lo que su esposo de 30 años iba a hacer y pidió disculpas por la tragedia que él provocó en el campo de juego de béisbol.