La mujer residente en Nevada y madre de 4 hijos y 4 hijastros padece un raro mal de la sangre y cáncer de mama: pide cambios en las leyes para ayudar al bien morir.

By Mayra Mangal
April 18, 2019 07:16 PM

Hanna Olivas, una madre hispana de 44 años residente en Nevada está luchando con uñas y dientes por que se le permita el derecho a la muerte digna, luego de haber sido diagnosticada con un raro tipo de cáncer incurable que afecta a la sangre y que le produce dolores verdaderamente agónicos.

Casada y con cuatro hijos propios más cuatro de su marido, Olivas fue diagnosticada en 2017 con mieloma múltiple. Dicha enfermedad produce lesiones en el cuerpo con gran facilidad, además de dolores agudos en los huesos y fatiga extrema.

“Tuve que ir a seis doctores distintos hasta el diagnóstico final en [el hospital de la universidad de ] UCLA”, explica Olivas a People en Español. “Tenía fatiga extrema, náuseas, me faltaba la respiración, tenía anemia y mareos además de dolores de cráneo y huesos”.

“Después de nueve meses de pruebas me descubrieron ese tipo de cáncer incurable. Estaba devastada. Sentí que mi mundo se había acabado ahí mismo”, prosigue la mujer que es maquillista y cuyos padres emigraron de México. “En 2017 me dijeron que este tipo de cáncer en la sangre es muy agresivo y me dieron 5 años…mi familia se lo tomó muy a pecho”.

La mujer, que está casada desde hace seis años con Jerry Olivas -“mi amigo desde la infancia”, asegura- padece la inquietud lógica del futuro incierto que le aguarda a sus hijos. “Yo soy el pegamento de esta familia, la que mantiene la calma y la paz…es muy difícil para mí”, asegura. “Es lo más duro. Cada día lidiar con la fatiga extrema, el dolor de huesos…mi familia confía en mi apoyo. Yo confío en mi maravilloso marido Jerry , él es mi pilar”.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Justo en el marco de la celebración del Día Nacional de las Decisiones de la Salud (que se celebra cada 16 de abril) Olivas se unió a la organización Compassion & Choices, con sede en Denver, Colorado, para hacer un llamado a los legisladores del estado de Nevada de aprobar leyes que permitan la muerte digna.

“Me uní a Compassion & Choices porque creo que nosotros deberíamos tener la opción de escoger cómo morimos”, asegura. “¿Por qué tener que sufrir cuando ya no hay nada que la medicina pueda hacer para curar una enfermedad? ¿Por qué la gente deshauciada debe esperar hasta que el dolor sea insoportable? ¿Por qué querría yo que mi familia me vea sufrir como lo estoy haciendo ante de morirme?”.

Olivas asegura que no va a rendirse: “Yo simplemente quiero morirme sin sufrimiento. Nuestro Dios sufrió horriblemente antes de su muerte. Yo le ruego a ÉL que toque el corazón de los legisladores durante esta celebración de Pascua”.

“Esperamos que la súplica apasionada de Hanna ayude a convencer a legisladores indecisos, para que autoricen esta medida compasiva,” dijo por su parte Elizabeth Armijo, Directora Regional de Campaña y Alcance para Compassion & Choices en un comunicado enviado a People en Español. “La medida de Muerte con Dignidad es simplemente una opción que permite a la persona que va a morir, la opción de morir sin el dolor innecesario e intolerante. Los habitantes de Nevada no deben ser forzados a sufrir al final de su vida”.

Advertisement