John Feit, un sacerdote de McAllen, Texas, confesó, asesinó y violó a una feligresa hace casi sesenta años, por lo que podría enfrentar hasta noventa y nueve años de cárcel. La trágica historia.

Por Lissy De La Rosa
Diciembre 11, 2017
Anuncio

En 1960 Irene Garza acudió a la Iglesia del Sagrado Corazón de McAllen, Texas, para recibir el sacramento de la confesión. Sin embargo, el sacerdote que la confesó, John Feit, la violó y la asesinó.

Tras 57 años de ocurrido el trágico suceso —que nunca se esclareció— Feit, de 85 años, fue detenido por las autoridades por el asesinato de Garza, informa El País. ¿Qué fue lo que sucedió? Garza estuvo en la iglesia, pero después jamás dieron con ella. El escrito relata que sí aparecieron sus zapatos y, posteriormente su cadáver en un canal de agua. El País explica que el reporte de la autopsia indicó que Garza fue golpeada y violada cuando estaba inconsciente.

Un dato que resalta de la investigación es que cerca del cadáver hallaron una nota escrita por Feit. Las autoridades lo tenían como sospechoso. Los feligreses declararon que el cura presentaba rasguños en sus manos e, incluso, se dijo que habría intentado atacar a otra mujer. Sin embargo, Feit nunca fue procesado. El sacerdote indicó que solo le dio la confesión.

Pero ¿por qué no se siguió indagando? El diario The Monitor detalla que la fiscalía encontró una carta y tiene el testimonio de otro cura que expone que hubo presunta interferencia de la Iglesia en el caso. Esto, porque el momento del asesinato coincidía con las campaña de Kennedy como presidente. Si el caso de Feit hubiera salido a la luz habría representado una mala publicidad para la Iglesia católica en aquel momento. Kennedy era católico.

Sin embargo, en el 2002, el exsacerdote Dale Tacheny llamó a la policía y explicó que Feit le había confesado el crimen en 1963, pero por el voto de silencio que exige la confesión no había dicho nada. Sin embargo, la investigación continuó, Feit fue arrestado y podría enfrentar hasta noventa y nueve años de prisión.