Frank y Sandra Rzucek dan su primera entrevista, casi cuatro meses después de que Chris Watts asesinó a su hija y nietas.

Por Carolina Trejos
Diciembre 06, 2018
Anuncio

Shanann Watts quería lo mejor para sus niñas, Bella y Celeste, y su hijo por nacer, Niko. Una mujer decidida y motivada, Watts, de 34 años, había superado los riesgos de un diagnóstico de lupus.

Así es como los padres de Watts, Frank y Sandra Rzucek, están recordando a su hija y nietos en su primera entrevista, casi cuatro meses después de que Watts y sus hijas fueron asesinadas en su hogar en Colorado por Chris Watts, el marido de Shanann.

“Ella fue divertida, llena de vida. Hizo muchas cosas”, dijo Sandra sobre Shanann en una entrevista con ABC News que saldrá al aire en el programa 20/20. “Ella estaba en todo”, dijo Sandra. “Ella fue increíble”.

Sandra dijo que su hija “nunca se rindió” y mantuvo una visión clara, “para asegurarse de que sus hijos tuvieran todo lo que necesitaban”, explicó el padre de Shanann. “Ella tenía un buen alma”, dijo Frank a ABC.

Sin embargo, Chris, su esposo durante casi seis años, había comenzado una relación secreta con una compañera de trabajo el verano antes de asesinar a su familia. Fue este enamoramiento egoísta con su amante, y el “nuevo comienzo” que él imaginó, lo que motivó los asesinatos, dijeron los fiscales.

“Ella haría cualquier cosa por sus hijos”, dijo Frank. “Ella solo amaba a sus hijos, y quería que ellos tuvieran todo”.
Shanann era una usuaria habitual de las redes sociales, donde publicaba actualizaciones frecuentes sobre su joven familia y su trabajo, que a todos los demás nos parecía estar perfectamente bien. Cuando le preguntaron si era feliz, sus padres le dijeron a ABC que “absolutamente” lo era.