November 20, 2018 07:34 PM

Rompe el silencio el padre de un bebé de seis meses que murió tras sufrir una caída y ser pisoteado por una niña de 10 años en su guardería. Nate Leidl, habló desconsolado sobre la muerte de su hijo Jaxon, quien murió en un hospital de Minnesota tras sufrir fracturas en el cráneo. La niña acusada del crimen apareció esposada en la corte y lloró en los brazos de su madre.

Leidl le dijo al canal local KTRK que fue a la corte ese día. “En vez de ver a una niña de 10 de años, vi a la persona que mató a mi hijo”, dijo el padre. “Ella en mi opinión, merecía tener grilletes y esposas. Ella es una criminal”.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Facebook/Nate Liedl

El 30 de octubre, Jaxon fue llevado de su guardería en Chippewa Falls a un hospital en Minnesota. Cuando llegó al hospital el padre se dio cuenta de lo grave que era la situación del bebé. “Me rompí en pedazos. Me golpeó muy fuerte”, admite.

La mujer a cargo de la guardería estaba cuidando a seis niños, incluyendo a la niña de 10 años y al bebé. Jaxon estaba durmiendo y la mujer salió al patio con el resto de los niños, excepto la niña de 10 años que estaba adentro de la casa con el bebé. La mujer era la madre de crianza de la niña, que no vivía con sus padres biológicos, no se ha revelado porqué.

La fiscalía argumenta que el violento ataque del bebé empezó después de que la niña sintió pánico al dejarlo caer. Cuando el niño se golpeó la cabeza y comenzó a llorar, ella sintió miedo de que la regañaran y comenzó a pisotearle la cabeza.

El padre estaba separado de la mamá del bebé. “Esperé 37 años para tener a mi bebé”, dijo Leidl a KTRK. “Era muy afortunado porque él no lloraba, no se quejaba. Era un niño feliz y sonriente todo el tiempo”.

Tal Vez Te Guste

EDIT POST