Aunque parezca increíble, el gobernador de New Jersey, ordenó el cierre de las playas en pleno feriado del 4 de julio, pero no vas a creer quiénes fueron los únicos que las disfrutaron.

Por Celeste Rodas de Juárez
Julio 03, 2017
Anuncio

Aunque pareciera un episodio tomado de una sátira, en realidad ocurrió: el gobernador de New Jersey y uno de los líderes del partido republicano, Chris Christie, cerró las playas de su estado, pero fue captado in fraganti, disfrutándolas a sus anchas, con su familia y amistades.

Los residentes de ese estado ya estaban que sacaban chispas, cuando se enteraron que en vísperas del feriado del 4 de julio, una de las épocas predilectas para disfrutar de las playas, no podrían visitarlas, porque Christie ordenó cerrarlas como respuesta al estancamiento presupuestario en curso de la legislatura del estado. Pero la ira de los residentes del estado creció aún más cuando se enteraron que el mandatario y sus allegados, sí tuvieron acceso -exclusivo- a ellas.

De acuerdo a un informe de NJ.com, el gobernador disfrutó del buen tiempo y del fin de semana largo en Beach State Park, en Berkeley. La fotografía en donde aparece sentado frente al mar con un grupo selecto de personas, se ha difundido como pólvora. Es evidente que ellos son los únicos en ese lugar porque, bueno, sólo unas horas antes había ordenado cerrarlas.

Al responder a las críticas que esto ha generado, Christie se defendió diciendo que él ya había anunciado previamente sus planes de vacaciones y los medios de comunicación simplemente “descubrieron a un político que mantenía su palabra”.

Después de que esas fotografías fueron tomadas, el gobernador abordó el helicóptero estatal para dirigirse a una conferencia de prensa en la ciudad de Trenton. Cuando se le preguntó sobre su visita a esa playa el domingo, él simplemente se lamentó de no haber tenido un día soleado.