Kayla Salazar, una niña hispana de 13 años, es la tercera víctima de un tiroteo ocurrido en Gilroy, Texas durante un festival; el asesino dejó mensajes supremacistas en sus redes.

By Mayra Mangal
July 30, 2019 11:39 AM

La niña Kayla Salazar, de solo 13 años de edad, ha sido confirmada por las autoridades como la tercera víctima fatal del tiroteo ocurrido en un popular festival que se celebra anualmente en Gilroy, California.

El nombre de la menor se suma a los de Stephen Romero, de 6 años -y al igual que Kayla, originario de San José- así como Trevor Irby, de 25 años, quien provenía de Romulus, un poblado de Nueva York y quien recientemente se había graduado de la universidad. El festival se realiza anualmente a unas 30 millas de San José y atrae a cerca de 100,000 personas.

El tiroteo fue perpetrado por Santino William Legan, un adolescente de 19 años que al parecer cortó el enrejado del festival para poder adentrarse en las instalaciones sin que detectores de metales captaran que llevaba un rifle de asalto AK-47, según confirmaron fuentes policiales a CNN.

El arma fue adquirida de forma legal por el gatillero el 9 de julio pasado en el estado de Nevada, según informó Scot Smithee, jefe de la policía de Gilroy este lunes en conferencia de prensa. Legan se adentró al festival y comenzó a disparar sin ton ni son, según dijo la policía.

El adolescente fue abatido a tiros. Sus redes han sido peinadas por las autoridades quienes confirmaron que antes de su asalto el muchacho colgó dos mensajes supremacistas blancos e incluso colgó imágenes aparentemente tomadas dentro del festival. Su cuenta de Instagram ha sido desactivada.

GoFundMe

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

“Creo que es muy, pero muy buena fortuna que pudimos atajarlo tan rápido como lo hicimos”, comentó Smithee en declaraciones publicadas por KTLA-5 en Los Ángeles. Sobre los reportes de testigos que aseguraron que en el tiroteo había otro cómplice el jefe de la policía explicó que dicha versión se está investigando. “No sabemos en este momento”, acotó.

Por su parte, Bob Mann, un hombre residente en California, organizó una recaudación de fondos por medio de GoFundMe para el funeral de Kayla Salazar pidiendo apoyo para la familia a nombre de colegas en South County Chrysler Dodge Jeep Ram.

“Agradeceríamos su apoyo para apoyar a otra niña cuya vida fue arrebatada a los 13 años por un acto de violencia sin sentido en nuestro evento anual del Festival del Ajo de Gilroy: Kayla Salazar. Muchos de nuestros empleados y equipo son parte de la comunidad de Gilroy y apoyamos este evento anualmente. Estamos en contacto directo con la familia de Kayla también. Por favor, compartan esto, para que otros puedan ayudar esta pérdida que destroza el corazón”. Efectivamente.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Advertisement


EDIT POST