Georgia Clark, una maestra de una escuela en Fort Worth, fue despedida de su empleo luego de enviar una serie de mensajes contra los migrantes al presidente.

By Mayra Mangal
June 06, 2019 02:55 PM

Georgia Clark, una profesora de inglés de Fort Worth, en Texas, fue despedida del colegio en el que laboraba luego de que se descubrieran una serie de mensajes de Twitter que la mujer le envió al presidente Donald Trump pidiéndole que "sacara" a los inmigrantes ilegales del país.

"Señor presidente, el Distrito Escolar Independiente de Fort Worth está lleno de estudiantes ilegales de México", decía uno de sus múltiples tuits que le costaron su puesto en la escuela Carter-Riverside High School.

Entre el 17 y 22 de mayo la mujer emitió una serie de tuits, pensando que éstos no saldrían a la luz. En uno de ellos decía que el distrito escolar estaba "cargado" de estudiantes indocumentados de México y que éstos se habían "apoderado" de la escuela. La mujer acusó a los menores de ser unos narcotraficantes que no han sido castigados. "Cualquier cosa que pueda hacer para sacar a los ilegales de Fort Worth se agradecerá enormemente", dijo Clark en uno de los tuits que iba salpicado de insultos.

No conforme, la mujer acusó a la directora del plantel, que es de origen hispano, de "proteger a ciertos estudiantes de ser perseguidos criminalmente".

De acuerdo con la cadena KDFW-FOX 4, en Dallas Fort Worth, este martes los 14 integrantes de la junta directiva del Distrito Escolar Independiente de Fort Worth emitieron su voto unánime para dar por terminado el contrato de la mujer.

Fort Worth ISD

Curiosamente, la profesora había sido suspendida la semana previa por otro incidente relacionado con unos tuits que ella colgó en sus redes, según confirma The New York Times. Así mismo, ha salido a la luz que la mujer fue reportada por dos estudiantes a autoridades escolares asegurando que ella había hecho una serie de comentarios racistas. La mujer negó los hechos.

"Nuestra misión es preparar a TODOS los estudiantes para tener éxito en la universidad, en su carrera y liderazgo en la comunidad", exclamó por su parte Kent P. Scribner, superintendente del distrito escolar en cuestión. "Permítanme reiterarles que nuestro compromiso con cada niño del distrito es recibirlo y que se les trate con dignidad y respeto. (…) el bienestar y la seguridad de sus niños será siempre nuestra prioridad número uno".

Clark trabajó para dicho distrito desde 1998 y al ser cuestionada sobre sus acciones admitió ser la autora de los tuits. Tras conocerse la decisión de la junta directiva, la maestra apeló y ahora aguarda una audiencia para analizar su caso, según dijo su abogado, Brandon Brim en un comunicado.

Advertisement