Mavis Wanczyk, una trabajadora de un centro médico de 53 años, se lleva el histórico premio de $758 millones del Powerball.

Por Joaquim Utset
Agosto 24, 2017
Anuncio

Mavis Wanczyk, descrita como “una típica residente de Massachusetts”, jamás olvidará el momento en que junto a una compañera de trabajo se dio cuenta de que el billete de lotería que tenía en la mano valía $758 millones.

Esta trabajadora de hospital de 53 años fue la única persona en el país en acertar los seis números del Powerball, que había acumulado un premio histórico.

“No podía conducir a ningún lugar, no podía hacer nada”, contó en una conferencia de prensa Wanczyk, quien estaba acompañada por su madre y dos hermanas, tras recibir el mayor premio en la historia de la lotería en caer en un solo bolsillo. “Anoche estaba como que no me hacía a la idea de que había ganado”

Aún conmocionada por su enorme fortuna –las posibilidades de ganar la lotería son de 1 en 292 millones– contó que ya ha hecho lo que muchos de quienes aspiran a ganar la lotería están locos por hacer: dejar el trabajo que hacía desde hace 32 años.

“Les llamé [a sus jefes en el Hospital de Springfield] y les dije que no vuelvo”, contó Wanczyk, quien es madre de dos hijos ya adultos y residente de la localidad de Chicopee, a 90 kilómetros de Boston y en una de cuyas gasolineras adquirió el boleto ganador.

Sobre su futuro, solo acertó a decir que desde que la dejen “en paz” y ser “ella misma. “Me voy a esconder en mi cama”, apuntó.

En lo que seguro que no se gastará su nueva fortuna es en un nuevo automóvil, ya que dijo que se acababa de comprar una muy bonito. Eso sí, lo saldará.

“Esto era una quimera que siempre tenía”, señaló Wanczyk, quien decidió recibir el premio en un solo pago de $443 millones, de los que un buen tajo se le irán en impuestos. “Era una oportunidad que tenía que aprovechar”.

Los números que acertó, 6-7-16-23-26-4, los eligió de acuerdo a los cumpleaños de sus seres queridos, otros al azar y el 4 es su número de la buena suerte. Nunca mejor dicho.

El dueño de la gasolinera que vendió el boleto, Pride Station & Stores, indicó que la recompensa de $50,000 que le toca por haber dado el premio los donará por completo a una entidad caritativa, según la BBC.