Fernando Sierra, el entrenador que mató a Felipe Romero pensaba adoptarlo

Por Redacción People en Español
Abril 26, 2017
Anuncio

Las razones que motivaron a Fernando Sierra a asesinar y abusar del pequeño Felipe Romero el pasado fin de semana, aún son un misterio. Lo único que se sabe hasta el momento es que Sierra mantenía una relación más que cercana con el niño y al parecer estaba pensando en adoptarlo.

Según una entrevista que la madre de Felipe, Alexandra Pérez, concedió a El País, Sierra tenía ya todos los papeles para iniciar los trámites de adopción del niño. “Juan Sosa, el DT de la categoría de Felipe en Defensor, me contó que Fernando le dijo que estaba haciendo los papeles para adoptar a Felipe. También me enteré que la madre de Fernando andaba diciendo que Felipe era su nieto y que pronto se iba a ir a vivir con ellos”.

Fue por esa razón que Pérez consultó a una terapeuta, ya que según ella la relación del niño y el entrenador no era normal, ya que Felipe lo llamaba padre. De hecho, el 10 de julio pasado que se celebra el Día del padre, el niño le envió a Fernando un mensaje donde le decía: “Feliz día papi, te amo papi, espero que estés siempre conmigo”.

Después de que la psicóloga le aconsejara a Pérez no dejar más solo al niño con Sierra, la mamá habló con él. “Nunca le dije a Sierra que no podía ver a Felipe. Le dije que mi hijo iba a continuar yendo a las prácticas de fútbol, pero que la psicóloga aconsejaba que no podía seguir viéndolo a solas. Le dije que yo iba a llevar al niño a la práctica, que no usara más el Whatsapp para comunicarse con mi hijo”, dijo Pérez a El País. “Él me dijo: ‘lo entiendo, lo entiendo', pero vi que tenía una cara horrible. En la mirada se veía que no le gustó lo que le había dicho”.

Pérez también dijo que en otras ocasiones Sierra se llevaba al niño sin su consentimiento. Un día cuando retó a Sierra y le dijo que tenía que respetarla porque ella era la mamá del niño, el entrenador se soltó a llorar y le dijo: “Si vos me sacás a Felipe, me mato”.

Y así fue, después de secuestrar al niño, puso fin a su vida. Sierra, entrenador del Club Defensor Maldonado en Uruguay, raptó y asesinó a Felipe de 10 años, y después se suicidó. El joven tenía abrazado al niño, no llevaba calzado y había un arma calibre 22 en el lugar. Según el jefe de la policía de la localidad de Lavalleja, Eduardo Martínez, Sierra disparó contra el niño y después se quitó la vida.

El día de ayer las autoridades determinaron que el pequeño había sido abusado sexualmente desde hace tiempo y también comprobaron que en la escena del crimen habían tranquilizantes que probablemente se le dieron al pequeño antes de matarlo. Se espera que esta semana continúen los interrogatorios de los familiares de ambos, así como de las personas que trabajan en la escuela del pequeño.