La Federación Internacional de Atletismo genera una polémica tras una reglamentación que ha sido tildada de discriminatoria.

By Andrés Rubiano
May 01, 2019 08:02 PM

Una polémica total ha desatado en el mundo del deporte la decisión tomada por la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) y que obliga a la múltiple campeona del mundo africana Caster Semenya a medicarse para reducir sus niveles de testosterona si quiere seguir compitiendo.

Esta nueva reglamentación al parecer ha levantado aún muchas más cejas luego de que el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS), máximo ente de regulación deportiva, diera el aval a la decisión de la IAAF apelando que a pesar de encontrar que este tipo de regulaciones “discriminatorias” dice que son “necesarias, razonables y proporcionadas”.

La decisión afecta no solo a la surafricana, quien ha sido tres veces campeona del mundo y campeona olímpica en dos ocasiones, también a todas aquellas mujeres cuyo organismo supere naturalmente los niveles de testosterona considerados “estándar” para una mujer.

Según lo reveló un informe del diario El País, parte de la polémica creada por esta nueva reglamentación de la IAAF radica en que la historia parece ser muy diferente para los hombres, puesto que aquellos atletas que superen los niveles normales de testosterona solo tienen que someterse a algunos exámenes para recibir un permiso especial y así poder competir.

La estrella del atletismo africano se limitó a comentar en sus redes sociales con un corto pero diciente mensaje. “Algunas veces es mejor reaccionar no reaccionando”, compartió a través de su cuenta de Twitter.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Tras el aval del TAS a esta nueva regulación, la IAAF anunció que la norma entrará en vigor el próximo 8 de mayo y advirtió a las atletas afectadas que quieran participar en el próximo Campeonato Mundial de Atletismo de Doha en septiembre que inicien el tratamiento para reducir los niveles de testosterona lo antes posible, ya que se les pedirá entregar muestras de sangre en los siguientes días para verificar que tengan los niveles permitidos de dicha hormona y los cuales deberán mantenerse en el mismo porcentaje durante los próximos seis meses.

Semenya fue una de las múltiples estrellas femeninas que participó en una reciente campaña de la firma Nike llamada Dream Crazier protagonizada por Serena Williams y en la que se critica la discriminación de género que existe en el deporte. “Cuando somos demasiado buenas en algo, es porque hay algo mal con nosotras”, dice la tenista estadounidense cuando se muestran imágenes de la atleta africana ganando una competencia con una gran ventaja sobre sus rivales.

Advertisement


EDIT POST