Michael Winkelman, el abogado que representa a la familia de la bebé Chloe Wiegand asegura que en la muerte de la menor hubo "negligencia".

By Redacción People en Español
July 09, 2019 05:03 PM

La familia de Chloe Wiegand, la bebé que murió al caer más desde la ventana de un crucero atracado en Puerto Rico ha roto el silencio tras el terrible accidente. Por medio de su abogado se asegura que lo ocurrido no fue responsabilidad del abuelo de la niña y que en este terrible incidente hubo “negligencia”.

La muerte de la bebé sucedió la tarde de este domingo a bordo del barco Freedom of the Seas, de la empresa Royal Caribbean. La embarcación estaba atracada en el Muelle Panamericano II de San Juan, en Puerto Rico.

Fuentes policiales informaron que Salvatore Anello, de 52 años, uno de los abuelos de la menor originaria de Indiana, la asomó por una ventana ubicada en el piso número 11 del barco, pero que al parecer él tropezó y la niña se le escapó de las manos. La bebé golpeó un techo y luego se impactó en el pavimento, falleciendo en un hospital.

Michael Winkleman, abogado de la familia, habló al Today Show (NBC) para explicar que el abuelo de la bebé la había colocado en la orilla de la ventana que estaba en el salón de juegos infantiles del barco. Según el abogado el abuelo de la bebé no sabía que la ventana estaba abierta.

“Básicamente el abuelo la levanta y la para en la orilla y donde él pensaba que había un cristal porque estaba claro, pero resulta que ahí no había cristal”, puntualizó Winkleman para contar la versión familiar de lo sucedido. “Entonces ella se fue a golpear el cristal como alguien lo haría en uno de esos juegos de hockey. En menos de lo pensado ella desapareció”.

Facebook

“¿Por qué diantres dejaría alguien completamente abierta la ventana en un salón lleno de ventanas en una zona para niños”, cuestionó el abogado en dicho programa. “Vamos: ¿Por qué tener ese tipo de peligro escondido sin avisar, sin un letrero, sin alguna notificación?”. “Yo creo que sí que se culpará, y significativamente, a la línea de cruceros y yo haré cuanto esté en mi poder para hacer que se les encuentre culpables por lo que parece ser negligencia”.

Portavoces Royal Caribbean habían expresado ya su pesar por la muerte de la menor a bordo de una de sus embarcaciones, evitando emitir más comentarios. La empresa también dijo a NBC que estaban colaborando con las autoridades en la muerte de la bebé.

El abuelo de la niña y otros seis familiares de la bebé fueron citados este lunes al Cuartel General de la Policía para testificar sobre el caso, sin embargo no se presentaron, según informa El Vocero de Puerto Rico.

Por su parte el sargento José D. Sánchez Marchand, de la División de Homicidios de San Juan, comentó al Daily Mail que es demasiado pronto para declarar lo ocurrido como un accidente. “Hay varias posibilidades. Pudo ser un homicidio. Pudo ser un asesinato. Pudo ser un accidente”, indicó. “Estamos en los primeros pasos de esta investigación. No hemos eliminado ninguna posibilidad”.

 

 

Advertisement


EDIT POST