Un joven de 24 años murió tras explotarle un cigarillo electrónico en el rostro, rompiéndole una arteria.

By Lena Hansen
February 07, 2019 06:34 PM

Un joven de 24 años murió tras explotarle en la cara un cigarrillo electrónico. Según un reporte del médico forense obtenido por la revista Time, William Brown de Fort Worth, Texas, murió el mes pasado cuando el cigarillo electrónico le explotó en el rostro rompiéndole la arteria carótida y causándole un derrame cerebral. La causa de muerte según el reporte fue un “infarto cerebral” que le bloqueó el flujo de oxigeno y sangre al cerebro.

El accidente pasó el 27 de enero y Brown murió dos días después. Según reportó DFW, una afiliada de CBS, el joven estaba parado en el estacionamiento de una tienda de vaporizadores y cigarrillos electrónicos, donde había pedido ayuda a los empleados sobre su cigarrillo electrónico del modelo Mechanical Mod. El manager de la tienda le explicó que ellos no vendían ese tipo de producto porque podían ser defectuosos.

SUBSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Facebook

El mismo manager fue quien llamó a la ambulancia cuando vio a Brown herido después de intentar fumarlo. El joven recibió atención médica y fue puesto en un coma inducido, reporta Time.

Alice, la abuela del joven, dijo a DFW que una parte del cigarrillo se había quedado atorada en la garganta de su nieto. Según ella los investigadores le dijeron que el problema con ese tipo de cigarrillo electrónico es la batería. No es la primera vez que se reportan graves daños por un cigarrillo electrónico defectuoso. Un padre en Carolina del Norte sufrió graves quemaduras cuando su cigarrillo electrónico se incendió al estar en contacto con monedas en su bolsillo.

Estos productos se han vuelto cada vez más populares, especialmente entre los adolescentes, aunque la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) ha advertido sobre los peligros de usarlos.

 

Advertisement