Las autoridades intentaban incautar 5,000 libras de pirotecnia de una residencia al sur de Los Angeles.

Por Isis Sauceda
Julio 02, 2021
Anuncio

La explosión de un camión cargado con fuegos artificiales ilegales dejó a 17 personas heridas y varias casas dañadas en un vecindario al sur de Los Angeles, California. Entre los heridos se encontraban varias personas civiles, policías y personal de primeros auxilios.

Luego de recibir una información anónima sobre la existencia de un almacén lleno de explosivos ilegales, agentes del Departamento de Policía de Los Angeles se desplazaron al lugar para incautar los artefactos, entre ellos unas 5,000 libras de fuegos artificiales y cientos de explosivos improvisados, reportó People.

Desafortunadamente, el camión contra bombas que transportaría la mercancía estalló al ser cargado con los explosivos que hirieron a personas a su alrededor y obligaron a residentes del área a evacuar sus casas. La gigantesca explosión destruyó el vehículo en su totalidad y dañó varias residencias cercanas.

"[Fue] una total falla catastrófica", declaró el jefe de la policía Michael Moore, en conferencia de prensa.

Fireworks explosion injures 17 people, including 10 law-enforcement officers in Los Angeles.
Credit: Irfan Khan / Los Angeles Times via Getty Images

Moore aseguró que el camión estaba diseñado para transportar y retener mucha más mercancía de la que contenía en el momento de la explosión.

"Se siguieron y llevaron a cabo los protocolos. Pero algo pasó en ese vehículo de contención que no debió haber pasado" dijo. Añadió que se realizará una investigación para determinar la causa del incidente.

Durante la redada, Arturo Cejas, de 27 años, fue arrestado y enfrenta cargos de posesión de un artefacto destructivo. Además, podría enfrentar cargos adicionales de abuso infantil por poner en peligro la vida de su hermano de 10 años, quien se encontraba en la residencia donde almacenaban los fuegos artificiales.

Fireworks explosion injures 17 people, including 10 law-enforcement officers in Los Angeles.
Credit: Irfan Khan/Los Angeles Times via Getty Images

De acuerdo a las autoridades, Cejas obtuvo los explosivos de otro estado y los transportó hasta California con la intención de venderlos durante la celebración del 4 de julio este fin de semana.

"La gran cantidad [de explosivos] es un peligro inminente y real para la comunidad", dijo Moore. "La mayoría de la gente los ve inofensivos…para celebrar y divertidos. Lo de esta noche es una clara demostración del verdadero y existente peligro que tienen los fuegos artificiales en esta ciudad, cuando los operadores y vendedores clandestinos juntan este material [y] lo guardan de una manera insegura y peligrosa, exponiendo a comunidades enteras a los riesgos reales de pérdida de vida".

La mayoría de los fuegos artificiales son ilegales en California. Las autoridades ahí le recomiendan a sus residentes asistir a lugares destinados a la explosión de estos cohetes por personas autorizadas para celebrar el Día de la Independencia de Estados Unidos de una manera segura.