El futbolista brasileño Everton Luiz no pudo contener la lágrimas luego de ser víctima de cantos racistas durante un partido.

Por Andrés Rubiano
Febrero 21, 2017
Anuncio

El jugador brasileño Everton Luiz, quien hace parte del equipo Partizan Belgrade de la liga serbia, salió del campo de juego este domingo entre lágrimas luego de ser víctima de cantos racista provenientes de la tribuna durante el partido más reciente de su club.

Los cantos en contra del brasileño incluían algunos en que lo llamaban “simio”, entre otros insultos, provocando la ira del jugador en un momento del partido.

Impotente ante la situación, Everton Luiz se dirigió hacia la tribuna que cantaba en su contra y respondió mostrando el dedo a los seguidores que gritaban los insultos. De inmediato una gran riña se desató entre los jugadores del Partizan Belgrade y los del Rad, el equipo rival.

“Aguanté 90 minutos de racismo y otros insultos desde la tribuna y luego me vi atrapado en un caldero de individuos sin emociones que me enfrentaron cuando deberían haberme protegido. Quiero olvidar esto, volver a enfocarme en el fútbol y le pido a todos que digamos ‘no al racismo'”, aseguró Luiz a Reuters.

Según un informe de Associated Press, una pancarta con insultos racistas también fue llevada por los aficionados del Rad, pero fue removida gracias a la orden dada por los árbitros a cargo del partido.

La conducta de los aficionados del Rad llevó a que la Asociación Serbia de Fútbol suspendiera cualquier juego en el estadio del equipo hasta que se decida la sanción disciplinaria que enfrentará el equipo.