March 02, 2018 02:23 PM

La policía de Ohio anunció que el estudiante de 13 años que se disparó el pasado 20 de febrero había planeado en su celular ejecutar una masacre en su escuela, pero en lugar de abrir fuego contra sus compañeros de clase, Keith Simons, cambió de opinión y se dirigió al baño con un rifle semiautomático escondido bajo su ropa, donde se arrepintió y se suicidó.

En una conferencia de prensa, el jefe de la policía de Jackson Township, Mark Brink, dijo a los medios que no saben si algún día podrán descifrar qué fue lo que pasó.

“Por qué volvió al baño después de haber salido con el arma en la mano, y luego se suicidó, no tenemos una respuesta”, dijo en la rueda de prensa que también fue emitida a través de Facebook live. “No sé si algún día tendremos una respuesta para eso”.

Los detalles escalofriantes de la trama, dijo Brink, fueron encontrados en el teléfono de Simons, donde el estudiante de séptimo grado aparentemente había anotado un plan de ocho pasos para el tiroteo en Jackson Memorial Middle School.

Según la policía, el día antes del tiroteo planeado, el niño escribió que “esto será más grande que cualquier cosa que este país haya visto antes”, y se convertiría en “una mancha en la historia de Estados Unidos”.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Las autoridades agregaron que el niño llegó en un autobús escolar a la escuela y se metió en el baño. Luego salió armado brevemente del lugar, pero retrocedió antes de suicidarse.

“Creo que debemos agradecer a Dios todos los días”, dijo Brink. “Lo que sea que haya cambiado en su forma de pensar, cambió de opinión”.

Las notas que Simons tenía en su celular fueron escritas el 14 de febrero, el mismo día de la masacre que Nikolas Cruz, exestudiante de Stoneman Douglas High School, llevó a cabo cobrando la vida de 14 estudiantes y tres miembros del personal del plantel.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Susan Stocker/POOL/EPA-EFE/REX/Shutterstock

“Quiero dejar una […] impresión en el mundo”, decía una de las notas que las autoridades encontraron en el teléfono móvil del joven.

En otras notas, según la policía, Simons admiraba a los dos jóvenes responsables de la masacre de Columbine High School en 1999, Eric Harris and Dylan Klebolt.

A través de sus textos, Simons dejó en claro la fascinación por el cubrimiento de los medios de comunicación y la fama que ganaría al ver su nombre junto al de, Harris,  Klebolt y Cruz.

Simons intentaba suicidarse antes de ser atrapado por las autoridades, apuntó la policía de Ohio.

“Seré una mancha en la historia de los Estados Unidos y en la historia de los Simons; será muy divertido”, escribió. “Cuando entrevisten a mis padres y les pregunten ¿cómo no vieron las señales?, deberían saber que no son ellos, soy yo y es por cómo veo el mundo”.

Tal Vez Te Guste

EDIT POST