placeholder
April 11, 2017 05:37 PM

 

La aerolínea United Airlines sigue envuelta por segundo día consecutivo en un enorme escándalo por la violenta expulsión de uno de sus pasajeros de uno de sus vuelos el domingo pasado por negarse a ceder su asiento a un miembro de una tripulación de la aerolínea.

Este martes se conoció la identidad de la víctima del pasajero que fue arrastrado por el suelo de la cabina, con el rostro ensangrentado. Se trata de David Dao, un médico de origen vietnamita de 69 años que reside en Louisville, KY, hacia donde se dirigía el avión del que fue obligado a desembarcar en el aeropuerto de Chicago.

En breves declaraciones al canal WLKY de Louisville, el médico confirmó que se está recuperando en un hospital de Chicago de las lesiones que sufrió en el incidente y, al ser preguntado qué heridas tenía, respondió “todo”.

 

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

La polémica generada por este incidente, que parece haber galvanizado el rencor de muchos pasajeros con el supuesto maltrato que reciben de las aerolíneas, le ha costado este martes a United más de $800 millones por la pérdida de valor que han sufrido sus acciones en Wall Street.

Tampoco ayudó que la respuesta inicial de la compañía a lo sucedido fuera considerada insensible por no haber asumido su responsabilidad en lo sucedido y pedir disculpas al Dr. Dao por la manera en que fue tratado. En su lugar, el máximo ejecutivo de United, Oscar Muñoz, defendió la actuación de sus empleados y acusó al pasajero de mostrarse “belicoso”.

Ni que decir que esa reacción no sentó bien y Muñoz se vio obligado a emitir un comunicado de prensa en el que sin ambigüedades pidió disculpas al pasajero y asumió la responsabilidad por lo ocurrido.

You May Like

EDIT POST