Los científicos están estudiando de cerca cada uno de sus cambios pues creen que a través de ella pueden comprender mejor la vida en Marte

By Celeste Rodas de Juárez
December 29, 2017 10:28 PM

Se llama Hunga Tonga Hunga Ha’apai y es la isla más joven del mundo: sólo tiene 2 años de vida pues surgió de un volcán en el Pacífico Sur en el 2015. Ahora es parte del Reino de Tonga, en Oceanía, y parte de la última monarquía de la Polinesia.

Según BBC, entre las 170 islas que forman este país que es del tamaño del Japón, surgió la también llamada HTHH, la cual se han convertido en todo un misterio para los geólogos desde que hace dos años apareció elevándose unos 400 pies arriba el mar, directamente entre las islas Hunga Tonga y Hunga Ha’apai.

Getty Images

Al ver su sorpresiva aparición, los investigadores enviaron de inmediato satélites para fotografiarla, pues pensaban que tendría la misma corta vida que otras islas semejantes: desaparecer ante el inclemente y constante azote de los vientos, las olas y las corrientes de aire de la zona, provocando que volviera a hundirse en el mar. Pero la HTHH no desapareció. Dos años más tarde, a pesar de que algunos de sus bordes sí se han hundido, la isla todavía está allí. Y hasta le ha crecido un nuevo borde que la conecta con una de sus islas vecinas.

Los científicos están observando estos cambios muy de cerca pues creen que su territorio puede ser una especie de plantilla para ayudarlos a comprender mejor el ambiente acuático en Marte y, por extensión, si las condiciones se dan, también podrían ayudarlos a estudiar la vida en ese planeta.

“La idea era que pudiéramos utilizar el reconocimiento de este tipo de accidentes geográficos como una indicación de las historia, profundidad y longevidad de los paleocampos en el planeta rojo”, dijo el Dr. Jim Garvin, científico jefe de la Agencia Espacial de los Estados Unidos (NASA) Goddard. Space Flight Center. “Entonces, vamos a usar HTHH en la Tierra para entrenarnos a entender a Marte”.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

El Dr. Garvin y sus hicieron esa revelación en la  Reunión de Otoño de la Unión Geofísica Americana (AGU), el encuentro anual más grande del mundo de científicos terrestres y planetarios.

Aunque por el momento nadie vive en esta isla “bebé”, el Reino de tonga promueve el turismo en algunas de sus islas vecinas, que también son conocidas como las Islas de la Amistad.

 

 

 

Advertisement


EDIT POST