Por Lena Hansen
Julio 15, 2021
Anuncio

Cristhian Bahena Rivera, un inmigrante mexicano y trabajador agrícola, fue acusado del asesinato de la joven estudiante Mollie Tibbetts en Iowa en el verano del 2018. Sin embargo esta semana no será sentenciado ya que un juez determinó el miércoles que tiene que revisar nueva evidencia en el caso.

Se acusó a los fiscales de no presentar evidencia sobre una casa cercana donde operaba una red de tráfico sexual y otros potenciales sospechosos en el caso. Los abogados que defienden a Bahena Rivera pidieron un nuevo juicio, afirmando que varios testigos le habían dicho que un hombre les había confesado que él había violado y matado a Mollie Tibbetts y había culpado a Bahena Rivera del crimen, informa el diario The New York Post.

Bahena Rivera iba a ser sentenciado a cadena perpetua hoy jueves tras ser convicto en mayo de matar a Tibbetts y arrojar su cuerpo en un maizal. El juez Joel Yates decidió examinar nueva evidencia sobre una red de tráfico sexual que operaba cerca del lugar donde desapareció la estudiante de la Universidad de Iowa, reportó ABC News.

Mollie Tibbetts
Mollie Tibbetts
| Credit: Poweshiek County Sheriff's Office

Bahena Rivera, de 27 años, testificó que él había sido secuestrado por dos hombres enmascarados que lo obligaron a ser cómplice del asesinato de la joven. Los abogados de la defensa argumentan que los fiscales no presentaron evidencia mostrando que la policía local estaba investigando una red de tráfico sexual en New Sharon, Iowa, a unas 27 millas de donde desapareció Tibbetts.

Un nuevo sospechoso es un traficante sexual de 50 años, cuya identidad no ha sido revelada. Según reportes, este hombre de 50 años vivía en un parque de casas móviles con la madre de Xavior Harrelson, de 11 años, un niño que desapareció un día antes de que Bahena Rivera fuera encontrado culpable.

Cristhian Bahena Rivera trial for the murder of Mollie Tibbetts
Cristhian Bahena Rivera
| Credit: Charlie Neibergall/AP/Shutterstock

Los abogados que defienden a Bahena Rivera reportaron que al menos 10 otros menores de edad han sido reportados como desaparecidos recientemente en el condado donde se encontró el cadáver de Tibbetts.

Según ABC News, uno de los testigos asegura que el verdadero asesino le hizo esta confesión: "Ese mexicano no debe estar en la cárcel por matar a Mollie Tibbetts porque yo la violé y la maté".

Bahena Rivera dijo que fue secuestrado por dos hombres enmascarados que lo forzaron a manejar en su auto a la zona donde Tibbetts estaba trotando sola. Luego el inmigrante indocumentado asegura que uno de los hombres apuñaló a Tibbetts y la mató, y luego lo forzó a manejar con el cadáver en su auto y arrojar el cuerpo sin vida de la joven en un maizal.

El inmigrante mexicano asegura que él no fue parte del asesinato y que no contó lo sucedido a la policía porque los hombres enmascarados amenazaron con matar la madre de su hija.