August 14, 2018 03:30 PM

El máximo tribunal de Costa Rica dictaminó que el matrimonio entre personas del mismo sexo es inconstitucional. Ante ello, la comunidad homosexual considera el hecho como una victoria. Tras el veredicto, la Corte Suprema dio un plazo de 18 meses para que los legisladores den a conocer una ley que avale esta nueva disposición.

Esta resolución también fue aplaudida por el nuevo presidente de esta nación, Carlos Alvarado, quien públicamente promovió los derechos en favor de dicha comunidad. Incluso, se comprometió a cumplir con el decreto judicial.

“Nuestro compromiso con la igualdad total permanece intacto”, mencionó Alvarado en su cuenta de Twitter. “Continuaremos impulsando acciones que garanticen que ninguna persona enfrentará discriminación por su orientación sexual o identidad de género”.

Ciro Gutiérrez para People en Español

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

El pasado enero, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el máximo órgano de derechos de las Américas con sede en Costa Rica, realizó una sentencia similar, advirtiendo que los países miembros de su organización debían otorgar los mismos derechos a las parejas del mismo sexo, lo cual incluía la posibilidad de contraer matrimonio.

“Sabemos que va a ser una lucha de 18 meses, pero la batalla ya está ganada”, expresó al respecto Marco Castillo, abogado y líder del grupo de derechos de LBGT Diversity Movement, a la Fundación Thomson Reuters. “Va a terminar con un matrimonio igualitario en Costa Rica”.

Pese a que esta decisión es irreversible, se prevé que la ley encuentre fuerte oposición entre los grupos religiosos, así como en los legisladores conservadores. Sin embargo, Fernando Castillo, juez de la Suprema Corte, aseguró a la prensa local que después de esta sentencia la prohibición al matrimonio homosexual deja de existir automáticamente, aún cuando la ley

You May Like

EDIT POST