Un entrenador uruguayo mató a un niño de 10 años y después se suicidó

By Redacción People en Español
April 24, 2017 03:34 PM

Lo que empezó como una relación paternal terminó en un infierno. Fernando Sierra, entrenador del Club Defensor Maldonado en Uruguay, raptó y asesinó a Felipe Romero, de 10 años, y después se suicidó.

La amistad inició cuando Sierra entrenó al pequeño Felipe en en la división baby del fútbol uruguayo. El cariño se hizo muy fuerte, a pesar de que Sierra tan solo ejercitó al niño poco tiempo.

El entrenador logró hacerse amigo de la familia hasta el grado de que Felipe lo llamaba papá. “Lo llevaba y lo traía de las prácticas, de los partidos, andaba con él para todos lados, lo trataba como si fuera un hijo y Felipe lo trataba como si fuera su papá. Más de una vez le dijo papá”, dijo a BBC Mundo Miryam Sosa, dirigente del Club Defensor Maldonado a cargo de la división de baby fútbol.

El niño era hijo del exfutbolista Luis Romero, quien aparentemente no pasaba mucho tiempo con el pequeño. Sierra entrenaba con Felipe, lo buscaba en su escuela y hasta se fueron de vacaciones juntos a Brasil con el consentimiento de la madre del pequeño, Alexandra Pérez, y de su padre.

Regresando de las vacaciones, la psicóloga del menor percibió comportamientos extraños y le propuso a la madre que el niño dejara de ver a Sierra, contó a BBC  María del Carmen Romero, tía de Felipe, quien también aclaró que el padre del menor autorizó ese viaje porque iría la familia completa.

Después de su encuentro con la psicóloga, la madre de Felipe habló con Sierra el martes pasado y le dejó muy claro que a partir de ese día no podría estar a solas con el niño. “Si no puedo ver más a Felipe, me mato”, le respondió el entrenador a la madre.

Después del encuentro, aparentemente Sierra planeó cómo ver al pequeño. Según el periódico uruguayo El País, el entrenador alquiló un auto por veinte días y compró unos tranquilizantes. Recogió a Felipe en su escuela, como lo había hecho en anteriores ocasiones, y se deshizo de su teléfono en una carretera.

La búsqueda del niño terminó el viernes pasado cuando su cuerpo fue encontrado junto al de Sierra en una quebrada a unos 150 kilómetros de Montevideo. El entrenador tenía abrazado al niño, no llevaba calzado y había un arma calibre 22 en el lugar. Según el jefe de la policía de la localidad de Lavalleja, Eduardo Martínez, Sierra disparó contra el niño y después se quitó la vida.

Se espera que la semana próxima se tengan los resultados de la autopsia.

 

Advertisement


EDIT POST