Una docena de agencias y cuerpos de seguridad llevaban buscando al pequeño desde que se le vio por última vez el sábado en un parque en el que paseaba con su padre.

Por Redacción People en Español
Septiembre 27, 2018
Anuncio

La desesperada búsqueda de un niño autista de 6 años que había desaparecido el sábado en una localidad de Carolina del Norte concluyó en tragedia cuando las autoridades encontraron un cadáver que podría ser el del menor en los márgenes de una autopista.

La oficina del FBI en Charlotte anunció este jueves el triste descubrimiento en un tuit, en el que explicó que se encontró el cuerpo cerca de la 1 p.m. en la localidad de Gastonia, Carolina del Norte, donde había desaparecido. “Se ha notificado a los padres del hallazgo. La investigación sigue en marcha”, agrega el mensaje.

El pequeño Maddox Ritch, quien padece autismo y tiene capacidades comunicativas verbales disminuidas, fue visto por última vez el sábado en un parque de esa localidad cuando paseaba con su padre, Ian Ritch, y otro adulto.

Según dijo el padre a People, iban paseando con el pequeño por un lago del parque cuando Maddox salió corriendo detrás de una persona que practicaba jogging. Como es un niño inquieto, en un principio lo dejó correr para que se divirtiera un poco, como había hecho otras veces, siempre según su relato.

Cuando el pequeño aceleró su carrera, el padre salió corriendo detrás de él, pero no lo pudo atrapar y lo perdió de vista. En la posterior búsqueda de Maddox participaron un docena agencias y cuerpos de seguridad, tanto locales como federales.

El relato que ofrece el padre de lo sucedido ha despertado suspicacias, según People, pero Ian Ritch mantiene que hizo todo lo que pudo para encontrar al pequeño. “Traté de encontrarlo. Hay quien insinúa que le hice algo. Nunca le haría daño a mi pequeño. Lo quiero como la vida, solo quiero que regrese”, dijo a la revista.

La madre, Carrie Ritch, había implorado el martes en una emotiva conferencia de prensa que les ayudaran a localizar a su hijo. “Es el niño de mamá, lo quiero volver a tener entre mis brazos”.