Se desconoce cómo las pequeñas terminaron en el auto en que estaban encerradas y en el que la temperatura alcanzó los 92 grados Fahrenheit.

By Isis Sauceda / L.A.
October 03, 2019 06:59 PM

La policía del estado de Georgia investiga la muerte de las pequeñas Raelynn y Payton Keyes, de 3 años, que fueron encontradas sin vida la tarde del domingo dentro de un auto en el patio de una casa en la localidad de Hinesville, según medios locales.

Una autopsia reveló que dos hermanas murieron a causa de un golpe de calor. Las niñas no vivían en la casa en la que estaba aparcado el auto, aunque el capitán de policía Tracey Howard aseguró que pasaban tiempo allí, según People.

De acuerdo al oficial, las niñas estuvieron viviendo con un hogar de acogida junto a otros dos hermanos por alrededor de un año y medio. Además, reveló que entre los padres de crianza y los dueños de la casa donde se encontraron las cadáveres de la pequeñas hay un vínculo que aún no se ha aclarado.

Harriet Sokmensuer/PEOPLE

Según el diario Atlanta Journal-Constitution, la última vez que se vio con vida a las niñas fue cuando su cuidadora las puso a dormir, por lo que no se sabe cómo terminaron en el auto en que perdieron la vida. En el interior del vehículo en que se halló a las menores los servicios de emergencia registraron una temperatura de 92 grados Farenheit, según People.

“Todo esto es devastador”, comentó la madre biológica de las niñas, Skye Keyes. “Ya perdimos una hija en el 2014, y seis meses después de su muerte nos enteramos de que tendríamos a nuestras niñas. Fue una doble bendición y ahora ya no están debido a la negligencia de alguien más. Tenemos dos hijos para mantenernos fuerte, pero sentimos que se nos ha derrumbado el mundo”.

Advertisement