Mary Stewart Cerruti. de 61 años, fue encontrada entre los muros de su casa en Houston; pero sus vecinos sospechan de las causas de su extraña muerte.

Por Mayra Mangal
enero 25, 2018
Anuncio

El extraño caso de una mujer que desapareció hace tres años y cuyos restos fueron encontrados dentro de los muros de su casa tiene perplejos a muchos. En especial, sus vecinos, quienes ahora se preguntan cómo es que la anciana pudo caer por el hueco de un tablón que tenía el mismo ancho de un billete de $1.

Mary Stewart Cerruti, de 61 años, fue reportada como desaparecida en 2015, luego de que sus vecinos se percataran que frente a su hogar en Houston, Texas, se apilaba el correo y la mujer no daba señales de vida.

Ahora, la oficina del forense de Houston confirmó que la mujer nunca dejó su hogar, si no que quedó atrapada entre los muros de su vivienda al caer desde el ático y quedar atorada entre las paredes.

“En el ático había un tablón roto que llevaba a dicho espacio. Las autoridades piensan que probablemente ella estaba en el ático y se cayó desde ese piso”, dijo Tricia Bentley, portavoz del forense a People.

“Es una casa de una sola planta con un ático así que ella fue encontrada en el primer piso. Había un espacio entre los muros donde podía caber una persona”, acotó la portavoz, quien confirmó que la causa de muerte fue catalogada como “indeterminada”. “Estaba en estado esquelético. No hay evidencia de cómo exactamente es que murió”.

Los restos de Stewart -que incluían su osamenta, cráneo, gafas y ropa- fueron encontrados en marzo del 2017 por los nuevos dueños de la propiedad, según confirmó la oficina del forense.

Pero las conclusiones del forense no convencen a los vecinos de la anciana.”El espacio parece ser más grande de las 8 pulgadas, y Mary ciertamente era frágil, pero me resulta difícil creer que una persona se pudiera parar sobre un tablón y que su cuerpo completo se fuera por una grieta que no tiene un ancho más grande que el de un billete de un dólar”, dijo desconfiada su vecina, Rosanne Davis a KHOU.

“Había un cientos de pares de ojos sobre la casa todo el tiempo y todos podían ver y darse cuenta de que ella estaba sola, que era mayor, frágil y vulnerable”, aseguró la mujer.

Las sospechas de Davis también se verían acentuarían por que la anciana se había convertido en opositora declarada de los planes que había para desarrollar enorme complejos residenciales en su vecindario, Houston Heights.

La mujer acudía activamente a juntas vecinales organizadas por la Houston Planning Commission donde, según reportes, había tachado a los responsables de dichos proyectos como “los tipos malos”. Incluso, un video muestra a la anciana en una junta celebrada en febrero del 2013 luciendo un estilo de gafas similares a las que fueron encontradas cerca de su osamenta.