Las autoridades encuentran los restos de la niña desaparecida Elizabeth Shelley, de 5 años, y acusan a su tío de su secuestro y asesinato.

By Lena Hansen
May 30, 2019 01:59 PM

El caso de Elizabeth Shelley, la niña de 5 años que desapareció de su hogar en Utah, ha terminado en tragedia. La abogada de Alex Whipple, de 21 años -el tío de la menor quien está acusado de su asesinato- informó a PEOPLE que el propio Whipple le dijo a las autoridades donde encontrar el cadáver de la niña. "Él sabe que está envuelto en un asunto muy, muy serio," dijo Shannon Demler, la abogada de Whipple. "Después de yo reunirme con él por unas horas, él decidió que era mejor para todos los involucrados que le dijera a las autoridades la locación del cadáver."

Demler no reveló si Whipple se declarará culpable del asesinato de su sobrina, quien fue reportada como desaparecida de su hogar el pasado sábado en la mañana. La pequeña fue vista por última vez en su casa la madrugada del sábado a las 2 a.m., pero a la mañana siguiente su madre notó que había desaparecido, al igual que su tío Alexander Whipple, de 21 años.

Logan City Police Department

El hombre no vivía en la casa de la pequeña, pero se estaba quedando esa noche ahí a dormir. Whipple, quien tiene un historial criminal, es el principal sospechoso del secuestro y asesinato de su sobrina. La policía informó que Whipple fue localizado el sábado y arrestado por una orden de violación de libertad condicional. El hombre está en la cárcel del condado de Cache, pero la niña no estaba con él cuando lo arrestaron.

El jefe de la policía de Logan, Gary Jensen, dijo durante una conferencia de prensa que hay evidencia -incluyendo pruebas de ADN- que vinculan a Whipple con la desaparición de su sobrina. El hombre fue encontrado por la policía en un área remota a unas 10 millas de la casa de Elizabeth con ropa de la niña en sus manos, según reportó Daily Mail. También se reporta que las autoridades encontraron un bate de beisbol, alcohol y parafernalia de drogas cuando Whipple fue arrestado. El caso sigue en desarrollo.

Advertisement