El niño fue abandonado a un lado de la autopista I-40 en Oklahoma, fu encontrado con vida por un líder de un grupo de jóvenes de una iglesia.

By Carolina Trejos
September 27, 2017 02:09 PM

Un bebé de un mes de edad fue abandonado a un lado de una carretera interestatal I-40 de Oklahoma la tarde del sábado. Un líder de un grupo de jóvenes de la iglesia encontró al niño en una silla de automóvil mientras conducía, confirma People.

“Gracias a Dios que llegamos a tiempo”, dijo Gary Prater, líder del Centro de Adoración de Abba en Ada, Oklahoma, quien encontró al pequeñín con su certificado de nacimiento y su tarjeta de seguro social. Además, habían dejado $5,500 en efectivo con él.

Prater, de 46 años, y su esposa Nancy regresaban a las 4 a.m. de un paseo en un parque de diversiones con su minivan llena de jóvenes de la congregación cuando vieron al niño en un asiento de bebés para autos.

“No pude entenderlo al principio”, dijo Prater. “[Vi] los pies del niño que se movían y le dije a mi esposa en voz baja: ‘Creo que veo un bebé ahí', ella dijo ¿¡Qué!?

Según el reporte policial obtenido por People, el niño se encontraba a 10 pies de la línea divisoria al un lado de la carretera de dos carriles.

A pesar de que la temperatura estaba a 90 grados farenheight, el bebé no mostraba señal de angustia. “No espaba sudando, ni quemado por el sol o caliente”, según el informe. La policía estima que el bebé sólo había estado allí media hora.

Prater dice que su corazón se paró cuando se acercó al asiento del coche y no vio ningún movimiento. “Sus ojos estaban cerrados”, dice. Me estaba volviendo loco. Oré: “No permitas que haya nada malo con él”.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Cuando levantó el asiento del coche, “los ojos del bebé se abrieron”, dice. Empecé a gritar. Me sentí aliviado de que estuviera bien”.

Prater llevó al bebé a la furgoneta, lo sentó en un asiento, encendió el aire acondicionado para refrescarlo y luego llamó al 911. El bebé fue revisado y se encontraba en buen estado de salud.

La policía localizó a la madre del niño ese día usando la información que se encuentró en los documentos que estaban con el bebé. No se han hecho arrestos, pero el bebé está bajo custodia del Departamento de Servicios Humanos de Oklahoma.

“La historia de este bebé ha tocado los corazones de gente en todo el país”, dice

Sheree Powell, directora de comunicaciones de Departamento de Recursos Humanos, a PEOPLE. Su oficina ha sido inundada con ofertas para adoptar al bebé.

Prater minimizó su acto de heroísmo y atribuye el descubrimiento del bebé a la gracia de Dios.

“Todo lo que sé es que Dios intervino”, dice. “Un día, cuando el bebé tenga edad suficiente para entender, puede llamarme y le diré que no fue casualidad que lo encontramos. Lo encontramos por una razón. Le diré que Dios tiene un plan para su vida”.

Advertisement