Autoridades localizaron el cuerpo de Ben Callahan, un niño de 10 años que cayó y se ahogó en un río en Connecticut.

By Mayra Mangal
July 10, 2017 01:35 PM

Las autoridades de Connecticut localizaron el cuerpo de un niño de 10 años que cayó a las aguas lodosas del río Branford mientras jugaba con sus hermanos este fin de semana.

Según diversas fuentes, Ben Callahan cayó al pantanoso río a eso de la 1:00 p.m. el viernes cuando estaba con sus hermanos Cooper y Scout Callahan. Al parecer, el chico perdió el equilibrió y resbaló cayendo a las aguas. Aunque sus hermanos trataron de rescatarlo, no lo lograron pues el niño fue succionado hacia una conducto que mueve el agua de un lugar a otro dentro del río.

A eso de las 2:00 p.m., las autoridades respondieron a la llamada de auxilio informando la desaparición del niño en el río, que se ubica en el Estrecho de Long Island y de inmediato comenzó una búsqueda que incluyó al cuerpo de la Guardia Costera y la policía local, quienes echaron mano de drones y un sonar para localizar al menor.

"Ellos estaban jugando a la orilla del camino, cerca del canal del drenaje", explicó a la estación WFSB el capitán de la policía del condado de Branford, Geoff Morgan. "Uno de ellos perdió el equilibrio y fue arrastrado por la tubería que pasa por abajo del agua".

Tres horas después, según reportes de la agencia AP, la policía confirmó que había localizado el cuerpo del menor a unos 500 pies de donde había desaparecido.

GOFUNDME

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

"Este es un evento trágico, la pérdida de un joven integrante de la comunidad", acotó Morgan.

El mismo día de su fallecimiento, Hamlet Hernández, superintendente del distrito escolar de Branford, emitió un comunicado lamentando el fallecimiento del jovencito. "Hoy, un niño de 10 años que acude al distrito escolar de las escuelas públicas de Branford perdió trágicamente la vida. El nombre del estudiante se mantiene en privado por respeto a la familia. Nuestros corazones están destrozados y nuestros pensamientos y oraciones están con la familia. El distrito escolar está haciendo arreglos con consejeros de duelo para ayudar a los niños que experimenten dificultades con el trágico deceso de su compañero", acotó el funcionario escolar.

"[Ben] deja tras de sí a sus amados padres, Dave y Paula y a sus 2 hermanos, Cooper y Scout", se dijo en una página de GoFundMe establecida para recabar fondos para el funeral del niño. "La familia compartía un vínculo inseparable entre sí. Ben era un niño amoroso, fuerte, atento, y fuera de serie, con un gran corazón y sonrisa. Destacaba en cada deporte que practicaba y se dedicaba 100 por ciento a ello, siempre".

Advertisement