El escalofriante asesinato de la adolescente Emily Peguero ha conmocionado a la República Dominicana.

Por Redacción People en Español
Octubre 18, 2017
Anuncio

El asesinato de Emely Peguero, de 16 años y con cinco meses de embarazo, ha causado conmoción en República Dominicana y ha puesto en foco en los numerosos casos de feminicidios que se registran en el país caribeño.

Según el informe forense, el cuerpo de la joven presentaba señales de un aborto forzado y una ruptura craneal. Las causas de su muerte fueron la hemorragia interna del útero por aborto inducido y el golpe contundente en la cabeza con hundimiento del cráneo.

“La mataron porque no querían que tuviera a su bebé”, dijo a la BBC el padre de la víctima, Genaro Peguero. “No quería abortar”.

¿Los inculpados en este crimen? El novio de Emely, Marlon Martínez, y la madre del joven, Marlin Martínez, según las autoridades.

Justo un día después de que la joven desapareciera, Marlon y su madre, que es la subdirectora de la oficina nacional de pasaportes de República Dominicana, pidieron en televisión el regreso de la joven y aseguraron estar consternados por su desaparición.

Sin embargo, madre e hijo fueron detenidos después de una serie de contradicciones en sus declaraciones, el testimonio del guardia de seguridad del apartamento donde ambos viven, así como las cámaras de seguridad y los textos que el padre de la jovencita encontró en el teléfono de la víctima.

“Mi hija le dijo que ella quería tener al bebé. Ya tenía cinco meses y que sabía que iba a ser varón. Se la llevaron de aquí para que abortara. No querían matarla, pero algo salió mal. Tal vez mi hija quiso escapar “, aventuró el padre de Emely, quien se enteró que su hija estaba embarazada unas semanas antes de que fuere asesinada.

“[Emely y Marlon] se conocían desde muy pequeñitos. A mí nunca me gustó la relación porque la madre siempre fue muy prepotente. Pero mi hija me decía que estaba enamorada y que en el corazón no se manda”, agregó.

La procuradora general adjunta para asuntos de la mujer, Roxanna Reyes, explicó a BBC Mundo que este asesinato causó mucha indignación, ya que la madre de Marlo era una conocida militante de un partido político aliado al actual gobierno del país.

Cuando era trasladada para ponerla en manos de las autoridades, un reportero la preguntó sobre su presunta complicidad en el asesinato y le respondió que había actuado como cualquier madre.

No solo Marlon y su madre fueron implicados en este caso, aparentemente un hombre recibió instrucciones para deshacerse del cuerpo de la joven que estuvo desaparecido durante nueve días.

Por la brutalidad del asesinato y la presunta implicación de una funcionaria, el caso ha causado conmocionó en la sociedad dominicana.

Según el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), se registra un promedio de 200 feminicidios anuales en República Dominicana.