April 26, 2018 03:30 PM

Un grupo de latinas empoderadas se reunió en abril en Miami con la misión de combatir “el impuesto rosa”. ¿Qué es? Es una ‘tarifa invisible’ que pagamos de más las mujeres por productos de uso diario que a un hombre le cuestan menos. Por ejemplo, un paquete de cuchillas de afeitar o un pomo de leche de bebé cuestan varios dólares más si son rosados en vez de azules —o sea si son mercadeados para la mujer en vez de para el hombre— aunque en esencia sean los mismos productos.

(Photo by Monica Schipper/Getty Images for Refinery29)

El movimiento “#Ax the pink tax” o “Abajo con el impuesto rosa”, patrocinado por la organización European Wax Center, llegó a Miami con el fin de crear consciencia sobre este fenómeno que afecta la economía de la mujer. Según estudios, este “impuesto rosa” puede costarle a una mujer común $1351 al año en la compra de artículos femeninos.

Julia Armstrong del European Wax Center, enfatizó que el costo a largo plazo de este ‘impuesto a la mujer’ es impactante. “Para mí que tengo 36 años, son $40,000,” dijo sobre lo que le había costado a ella hasta hoy. “Si eres una mujer de 80 años, a lo largo de tu vida, has gastado más de $100,000. ¿En qué más podrías invertir todo ese dinero?”

(Photo by Jaap Arriens/NurPhoto via Getty Images)

Muchas quedaron boquiabiertas al ver la diferencia de precios en artículos para hombres y para mujeres. “Estaban en shock porque no tienen idea,” añadió Armstrong sobre la reacción de muchas mujeres en el evento. “Solo queremos que lo sepan y se lo digan a sus amigas. La solución no es que compremos productos de hombres. La solución es que haya igualdad de género. Queremos los productos rosados o morados, pero los queremos al mismo precio que los otros.”

Varias de las mujeres presentes —incluyendo la bloguera Kelly Saks— se tiñeron las cejas de rosado en señal de apoyo a la campaña. La periodista puertorriqueña Astrid Rivera Luciano de Despierta América (Univisión) también apoyó la iniciativa. “Estos tipos de movimientos para la mujer son muy importantes”, dijo. “El 2018 para mí es el año de la mujer, el año del empoderamiento y de que las mujeres levanten sus voces. Es importante que nos apoyemos las unas a las otras. Cuando las mujeres nos unimos se crea el tipo de activismo que ayuda a cambiar leyes”.

Este impuesto rosa también afecta a los hombres, que tienen que pagar más por regalos para sus esposas, hijas y madres, es algo que afecta las finanzas de toda la familia. El mito de que las mujeres no son buenas con las finanzas también fue desmentido. “Sí sabemos gastar sabiamente, tenemos que hacerlo. Tenemos que salir adelante con menos salario y a su vez pagando más por productos que los hombres” concluyó Armstrong. “Tenemos niños que criar, muchas mujeres son madres solteras. Tenemos que manejar nuestro dinero sabiamente y crear conciencia por nuestro propio bien”.

 

 

Tal Vez Te Guste

EDIT POST