Luego de 12 años de intensa búsqueda, el FBI finalmente dió con el paradero de Yaser Abdel Said, el presunto asesino de sus dos hijas.
Anuncio

Después de huir de la justicia por más de una década, Yaser Abdel Said ha sido capturado por agentes del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) quienes lo buscaba por ser el presunto asesino de sus dos hijas.

El hombre fue detenido en Justin, Texas, luego de aparecer en la lista de los criminales más buscados de esa agencia durante seis años.

“[El equipo de] Fuerzas Especiales para Crímenes Violentos del FBI de la división de Dallas ha trabajado incansablemente para encontrar a Yaser Abdel Said”, expresó el agente a cargo del caso, Matthew DeSarno, a través de un comunicado. “Estos expertos investigadores nunca se dieron por vencidos en su búsqueda y prometieron jamás olvidar a las víctimas de este caso”.

Said enfrenta acusaciones de asesinar en el 2008 a sus hijas Amina, de 18 años, y Sarah de 17. El hombre las habría subido a su taxi con la excusa de que las llevaría a comer el día de Año Nuevo, según el FBI. El taxista manejó hasta Irving, Texas, donde las asesinó a balazos dentro de su auto, reportó PEOPLE.

Yaser Abdel Said
Yaser Abdel Said
| Credit: Uncredited/AP/Shutterstock

A pesar de los impactos de bala, la más pequeña de las hermanas logró pedir ayuda pero falleció posteriormente debido a la seriedad de sus heridas.

Un día después del incidente, las autoridades de Texas giraron una orden de arresto por homicidio en primer grado en contra de Said, quien se dió a la fuga. En diciembre del 2014, el hombre fue agregado a la lista de los más buscados del FBI.

“Said fue puesto en la lista de los diez fugitivos más buscados hace casi seis años por el atroz acto que cometió en contra de sus hijas", dijo DeSarno. "Su captura y arresto nos acercan a [brindarle] justicia a sus hijas Amina y Sarah”.

El FBI recibió la ayuda del departamento de policía de Irving, Texas, en la captura. “Aún después de 12 años de frustración y callejones sin salida, la búsqueda por el asesino nunca cesó”, expresó en un comunicado el jefe de la policía de esa localidad, Jeff Spivey. “El arresto de hoy [miércoles] del padre Yaser Said, nos acerca a asegurar que se haga justicia".

Said será transferido al Condado de Dallas donde se realizaría su juicio.