Jacob Walter Anderson, de la universidad de Baylor, ha quedado libre; “Estoy devastada por la decisión. Él me robó muchas cosas la noche que me violó. Yo nunca volveré a ser la misma”, exclamó la víctima tras conocerse el veredicto.

By Mayra Mangal
December 12, 2018 05:15 PM

Un estudiante de 23 años que fue presidente de una fraternidad en una universidad cristiana de Texas ha quedado en libertad tras pagar una fianza de $400 y prometer que acudirá a terapia luego de que fuera acusado de cuatro cargos de abuso sexual. Gracias a ello no pasará ni un solo día tras las rejas.

Jacob Walter Anderson, antiguo estudiante de la Universidad de Baylor, en Waco, aceptó un acuerdo de culpabilidad que le permitió evitar cumplir pena de cárcel por medio del pago de una multa de $400, según confirma People.

La supuesta víctima, que entonces tenía 19 años, alega que en febrero de 2016 Anderson la violó repetidamente en una fiesta a la que ella acudió y que fue organizada por la fraternidad Phi Delta Theta, de la que el acusado era presidente.

La adolescente asegura que ahí le dieron una bebida adulterada que la dejó inconsciente. Después del asalto sexual la llevaron a la calle y la dejaron tirada y medio desvestida.

Tras las acusaciones Anderson fue arrestado y expulsado de la institución académica. En junio de 2018 fue formalmente acusado de cuatro cargos de asalto sexual.

Uncredited/AP/Shutterstock

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

En corte este lunes y tras conocerse el veredicto del juez se leyó en voz alta una estremecedora carta escrita por la víctima que decía: “Estoy devastada por la decisión de dejar ir a mi violador Jacob Walter Anderson para que salga libre sin castigo alguno. Él me robó muchas cosas la noche que me violó. Yo nunca volveré a ser la misma”.

Al conocerse que el acusado no aparecerá en un registro de delincuentes sexuales sino que en vez de ello deberá acudir a terapia, comenzó a a circular en redes una petición para que el juez cambie su veredicto. Hasta el momento dicha petición ha acumulado 45,000 firmas.

Por su parte Hillary LaBorde, fiscal de distrito encargada del caso abordó la controversia por medio de una carta donde asegura que el veredicto es “la mejor solución”.

“Existen en este caso evidencia conflictiva y testimonios que hacen difícil probar el alegato original sin que haya lugar a dudas”, dijo LABorde en el documento revelado por People. “Como abogada mi meta es que no haya más víctimas. Creo que esto se logra cuando hay una consecuencia más que una convicción. Este delincuente está ahora en en libertad condicional y recibirá tratamiento por sus ofensas, cosa que no estaba garantizada si se hubiese ido a juicio”.

Advertisement


EDIT POST