La pandemia del Covid-19 hace aumentar la brecha entre los estratos sociales en los Estados Unidos. Las escuelas es una prueba de ello.

Por Nuria Domenech
abril 04, 2020
Anuncio

Pese a que se dice que la pandemia de coronavirus no entiende de clases ni de razas, el resultado del brote de Covid-19 sí está logrando realzar aún más la diferencia entre las razas y los estratos sociales.

Si primero se sintió en gran parte del mundo el virus del racismo hacia la comunidad asiática al saber que este brote se originó en China, la marginación entre las clases sociales se está haciendo muy presente en las escuelas y en las universidades, por no hablar de la situación económica que se avecina para que la que casi nadie está preparado.

En los Estados Unidos, desde que cerraron las escuelas los niños están tomando clases online… Los que pueden. En todo el país el acceso a Internet de los muchachos que van a escuelas públicas es limitado y muchas veces no cuentan con una computadora para hacer las tareas. Mientras unos continúan con menos dificultad el aprendizaje, otros no pueden hacerlo.

El New York Times conversó con una profesora de Haverford College. Ella continúa impartiendo sus clases en zoom y observó como, mientras todos en el collage parecían iguales, desde las casas de los estudiantes al encontrarse en las video conferencias la realidad distaba mucho entre unos y otros. Mientras una de sus alumnas estaba en la magnífica casa de vacaciones de su familia en Maine, otra estaba ayudando a intentar salvar el negocio de sus padres en un food truck en Jacksonville, Florida.

ANGELA WEISS/AFP via Getty Images

Mientras los rascacielos de las grandes ciudades se van vaciando de personas que continúan trabajando en sus casas, el personal de limpieza continúa trabajando en los despachos que ellos abandonaron, los repartidores continúan llevando paquetes de puerta a puerta y los cajeros de los supermercados se juegan la vida sin poder permitirse abandonar su lugar de trabajo.