Dos niños de Texas mueren de un golpe de calor en el interior de un coche al que todavía nadie sabe cómo los pequeños tuvieron acceso

Por Teresa Aranguez
Mayo 27, 2017
Anuncio

El fin de semana ha comenzado con una terrible noticia. Dos niños han sido encontrados muertos en el interior de un coche en pleno calor y a la puerta de su casa en el estado de Texas, según múltiples reportes.

La madre de los pequeños, un niño de 16 meses y una niña de 2 años, los encontró inconscientes de acuerdo a la publicación Star-Telegram. El centro médico Tarrant County identificó en su web a los niños como Juliet y Cavanaugh Ramírez.

El Sheriff del condado Parker, Mark Arnett dijo a CNN que según su madre, los niños estaban jugando en la habitación trasera de la casa cuando de repente desaparecieron. Tras buscar en ella, prosiguió haciéndolo en la calle donde, eventualmente, los encontró dentro del coche. Según la propia progenitora uno de ellos tenía su celular y las llaves del coche.

Inmediatamente y tras ver la terrible escena, la mujer rompió la ventana del coche y llamó a la policía pero ya era demasiado tarde, según la NBC DFW. La temperatura había alcanzado los 96 grados provocando la muerte. Los investigadores todavía no entienden cómo los niños pudieron encerrarse ellos mismos en el coche.

“Creo que es la principal pregunta que nos estamos haciendo y esa es la respuesta que estamos intentado averiguar, ¿cómo estos niños fueron capaces de hacer eso?”, dijo el capitán Arnett a NBC.

El mismo medio ha recogido el triste testimonio de uno de los miembros de la familia de los pequeños. “Estamos todos destrozados, es horrible. Siendo tan jóvenes, uno no tiene palabras”, dijo Raymond Ramírez a NBC DFW.

Este es el octavo caso en lo que va de año de niños que han muerto dentro de un vehículo y tres de ellos en Texas. Según la American Academy of Pediatrics, los niños no tienen la capacidad de regular la temperatura de su cuerpo en comparación con los adultos. Uno niño en el interior de un carro muy caliente puede morir de un golpe de calor rápidamente.