Las autoridades han tenido que aumentar las medidas de seguridad para evitar este tipo de argucias de quienes quieren saltarse las reglas.

Por Isis Sauceda/Los Angeles
Febrero 19, 2021
Anuncio

En un intento por saltarse la fila, dos mujeres se disfrazaron de ancianas en La Florida para poder vacunarse contra la COVID-19 antes de lo que les tocaba.

Las mujeres llegaron al Centro de Convenciones del Condado de Orange en Orlando vestidas con guantes, lentes y gorros, pretendiendo ser "viejitas", en su intento por ser vacunadas.

"No nos han faltad brazos que vacunar. [Hasta] hay gente pretendiendo ser viejos para ser vacunados", comentó el director del departamento de Salud del condado, Raúl Pino, durante una conferencia de prensa el pasado jueves. "Ayer [miércoles], nos dimos cuenta que un par de mujeres jóvenes llegaron vestidas como abuelitas para ser vacunadas por segunda vez".

Por el momento, se desconoce cómo las mujeres lograron obtener la primera dosis de la vacuna y la tarjeta de vacunación que les daba acceso a la segunda dosis.

Credit: Paul Hennessy/NurPhoto via Getty Images

Pino explicó que los trabajadores del centro de vacunación se dieron cuenta de la argucia de las dos mujeres al presentarse un problema con sus tarjetas de identificación.

Un vocero de la oficina del sheriff del condado de Organge confirmó a People que las fechas de nacimiento de las sospechosas identificadas como Olga Monroy-Ramírez, de 44 años, y Martha Vivian Monroy, de 34, no correspondían con los datos que proporcionaron para registrarse como recipientes de la vacuna.

"Los nombres de las mujeres no concordaban [con los datos] registrados", dijo el vocero.

Los agentes presentes en el lugar les entregaron una advertencias de invasión de propiedad ajena.

Credit: Paul Hennessy/NurPhoto via Getty Images

Pino aseguró que se ha incrementado la seguridad en el sitio de vacunación para evitar cualquier tipo de fraude.

"Esta es la mercancía del momento", dijo sobre la vacuna. "Tenemos que ser muy cuidadosos con los fondos y los recursos que nos han proporcionado".  

De acuerdo al departamento de Salud de Florida, además de algunos colectivos concretos, solo los residentes del estado mayores de 65 años tienen acceso a la vacuna.

Hasta el momento, cerca de 58 millones de vacunas han sido administradas en Estados Unidos, de acuerdo a los Centros de Control y Prevención de Enfermedades.