Dilenny Rodríguez y Miguel Enrique ofrecieron un dramático recuento de lo ocurrido durante el incendio en el que perecieron 17 personas y que dejó a 63 más heridas.
Anuncio
Bronx Fire
Credit: ED JONES/AFP via Getty Images

La Ciudad de Nueva York continúa haciendo un recuento de los daños tras el monstruoso incendio ocurrido el domingo pasado en un edificio de vivienda pública de 19 pisos ubicada en el condado del Bronx que le costó la vida a 17 personas, entre ellos ocho niños, y dejó a 63 más heridas.

Este martes Julie Bolcer, Directora de Asuntos Públicos de la Oficina del Forense de la Ciudad de Nueva York (OCME, por sus siglas en inglés), informó que todas las víctimas fallecieron por inhalación de humo.

Peritos también han confirmado que el fuego, que se inició en la unidad 3-N de la torre de 120 unidades, fue ocasionado por un calentador que había sido dejado encendido "durante días", según reporta el diario local New York Post.

Entre los cientos de residentes había varios ciudadanos orginarios de la República Dominicana, según confirman múltiples fuentes y quienes explicaron la forma en que consiguieron escapar al infierno.

Dilenny Rodríguez, de 38 años, contó que al momento de los hechos ella estaba haciendo sus quehaceres cuando de pronto comenzó a sonar la alarma de incendios, cosa que ocurre frecuentemente, y que por ello los vecinos no le ponían demasiado cuidado, según destaca The New York Times. Pero luego empezó a oler a quemado y al asomarse a la ventana vio a bomberos encaramados en una escalera reclinada sobre un muro del edificio.

La mujer mojó unas toallas y las colocó al pie de la puerta para frenar el humo pero que eso no funcionó. Entonces agarró a su hijo de 10 años y a su hijita menor y comenzó a correr escalaras abajo desde su vivienda ubicada en el piso 12.

El descenso fue aterrador, según confesó, pues el denso humo negro no le permitía ver nada en los pasillos atiborrados de vecinos tratando de escapar. Hacia el fondo de las escalares el piso se hizo resbaladizo por el agua y temía resbalar. "No podíamos hacer nada", exclamó. "Casi me pierdo porque estaba tan obscuro".

"Había muchos niños llorando '¡Ayuda, ayuda, ayuda!'", exclamó posteriormente Rodríguez a la agencia AFP.

Bronx Fire
Credit: Yanan Liu/Xinhua via Getty Images

Por su parte, otro hombre identificado como Miguel Enrique aseguró que no tuvo tiempo más que de agarrar su chaqueta y bajar desde el piso 13 usando el ascensor. "Iba a bajar por la escalera, pero no se veía nada y le di al elevador", exclamó el hombre que vivía en el sitio junto a su hermano José en declaraciones reproducidas por el diario dominicano Listin Diario.

"Habían dominicanos y de varias partes del mundo, distintas partes del país así que imagínese", exclamó por su parte a New York 1 Noticias el comerciante Federico Medina, quien maneja una tienda ubicada ubicada en la parte baja del complejo incendiado y quien asegura que muchos niños del edificio venían a su bodega a comprarle. "No es fácil, una tragedia muy triste lamentablemente".

Según dicha fuente, de las 63 personas heridas por "inhalación grave de humo" 32 se reportan como en estado crítico.

Por su parte, las autoridades han mudado a los damnificados por el incendio al vecino Monroe College mientras las averiguaciones continúan.