Una doctora mexicana ha sido hospitalizada ante complicaciones con la vacuna contra coronavirus. Presenta graves afecciones.

Por Carolina Amézquita Pino
Enero 06, 2021
Anuncio

La vacuna contra COVID-19 de Pfizer y BioNTech ha llegado a México y se ha comenzado con su aplicación en personal del servicio médico y sanitario, sumando hasta el momento más de 20 mil personas. Sin embargo, una doctora sufrió reacciones graves tras recibir la dosis correspondiente y desarrolló síntomas de encefalomielitis 30 minutos después de la inyección.

“Presentó erupción cutánea, crisis convulsivas, disminución de la fuerza muscular y dificultad respiratoria, en la siguiente media hora a la aplicación”, informó el gobierno mexicano en un boletín.

Vacuna contra coronavirus
Credit: Justin Tallis - Pool / Getty Images

La afectada tiene 32 años y se encuentra internada en un área de cuidados intensivos de un hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social en el estado de Nuevo León. Recibe tratamiento contra la inflamación cerebral. De acuerdo con la Secretaría de Salud, es el primer caso que se presenta con este tipo de condición y se está llevando a cabo el protocolo de “eventos supuestamente atribuibles a la vacunación e inmunización” de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris). 

Hospital en Indonesia
Credit: Photo by ADEK BERRY/AFP via Getty Images

“La doctora se encuentra bajo observación y tratamiento por parte de especialistas en medicina crítica para disminuir la inflamación cerebral presentada”, explicó por su parte la Secretaría de Salud. “Se continuará tratamiento especializado intensivo”.

También se informó que la paciente tiene antecedentes de alergia al Trimetroprim con sulfametoxazol, que se caracteriza por por erupciones cutáneas, angioedema y reacción anafiláctica.

El 24 de diciembre, este país inició con la aplicación de las primeras dosis. De acuerdo con el diario español El País, solo 23 de los vacunados habían presentado reacciones alérgicas adversas leves “con síntomas como mareos y palpitaciones”. Además, una persona tuvo problemas para respirar luego de recibir la inyección; sin embargo, ninguno de los mencionados había requerido de hospitalización hasta ahora.